MAÑANA ENTREGA ALITO LA CONAGO.- Después de seis meses de intenso y cotidiano trabajo de cabildeo y negociación -pero también de golpeteo permanente-, el día de mañana entrega buenas cuentas de su paso por la -de nuevo poderosa- Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), y le digo “de nuevo” porque de todos es sabido que esta organización creada en 2002 como contrapeso al Poder Ejecutivo federal se había venido convirtiendo en un instrumento del mismo poder presidencial omnímodo que se detentó hasta el sexenio pasado y poco poder tenía, hasta que la llegada de la más reciente directiva se da en el entorno coyuntural del inicio del sexenio de don Andrés Manuel López Obrador, con la que los gobernadores tanto priistas como perredistas no tenía buenas relaciones y consecuentemente la organización se convirtió en el punto de convergencia de Presidente y gobernadores, que la utilizaron para solventar problemas y subsanar malos entendidos; aun a pesar de la molestia de algunos, que querían a una organización beligerante, que encabezara de mala manera las demandas de los ejecutivos estatales. No fue así, Alejandro Moreno privilegió el diálogo y la conciliación por encima de la diatriba.

PRUDENCIA Y COLABORACIÓN, PERO NUNCA SUMISIÓN.- Uno de los más importantes logros de Alejandro Moreno fue la disposición federal para solventar el enorme problema que había causado a fines del año pasado el Presupuesto de Egresos de la Federación y el criminal recorte financiero a los estados, que se fue solucionando caso por caso, pero en primera instancia Moreno Cárdenas citó al mismísimo secretario de Hacienda a una reunión plenaria con todos los 32 gobernadores, en que demostró “músculo” político y capacidad de convocatoria, pero a la vez inteligencia y prudencia pues de otra manera un enfrentamiento no hubiera beneficiado a nadie y con mucho trabajo conjunto y negociación intensa, se logró que casi todos los gobernadores se mostraran satisfechos y quedó claro que seguirá siendo siempre la vía institucional la mejor manera para obtener recursos y dirimir diferencias. Representar a todos los gobernadores le significó al campechano hacer uso de todo su talento, experiencia y capacidad de negociacion y demostró que sabe tejer “fino”, pues no asumió una posición de golpeteo al gobierno federal, pero tampoco de sumisión y con ello demostró que es un politico sumamente hábil e inteligente.

LOS ATAQUES, REFLEJO DEL TEMOR DE SUS ADVERSARIOS.- Recordará usted que desde el año pasado le comenté que la periodista Lourdes Mendoza exhibió en su columna del periódico El Financiero la celebración del ‘cónclave de Acapulco’ mediante el cual Emilio Gamboa, Salinas de Gortari, Enrique Peña Nieto y Alfredo del Mazo se reunieron para no dejar pasar al gobernador de Campeche como presidente de la Conago y menos como dirigente del PRI nacional; porque aunque muchos pudieran pensar que Alito es parte del mismo grupo, su juventud, su independencia y capacidad de crecimiento político lo ponen como un serio riesgo para estos personajes que están maniobrando ya para tener un candidato propio a la Presidencia de la República que, definitivamente no es Alito. La guerra sucia contra el gobernador de Campeche se intensificó a partir de ese momento y desde su mismo estado y en redes y medios controlados por ellos y sus secuaces le han enderezado sistemáticamente ataques al campechano. Durante su gestión como presidente de la Conago los ataques, difamaciones y patadas bajo la mesa, estuvieron a la orden del día y pretendieron deslucir su gestión y causar enfrentamientos y problemas; pero su capacidad de negociación y manejo inmediato de crisis, lograron sacar adelante todos los acuerdos y sentar a la mesa a todos los gobernadores con el Presidente y todos los miembros de su gabinete lo que destrabo muchísimos asuntos económicos, políticos y sociales que mantienen tersa y fluida la relación institucional de la Federación con los estados.

A LO QUE SIGUE.- Alejandro Moreno está poniendo al estado en lo más alto del escenario político nacional y así lo “cantó” desde el inicio de su mandato y pocos lo creyeron pues no le auguraban vida política al triunfo de AMLO, que paradójicamente y a final de cuentas está resultando el catalizador que necesitaba para crecer en un entorno que ya estaba cooptado por los grupos caciquiles que controlan al PRI y que difícilmente lo iban a dejar pasar a las posiciones que con talento e inteligencia ha logrado acceder, como el reciente caso de la Conago; aunque yo tendría que señalar que creo que si bien es cierto que Moreno Cárdenas ha cumplido con todo lo que prometió en su campaña y en muchas áreas su gobierno se han demostrado resultados, hace falta mucho por hacer y también hace falta que revitalice esa “química” que lo llevo a tales niveles de popularidad cuando ganó la gubernatura, aunque seguramente en la campaña que se avecina esto será superado con creces y tendrá el tiempo suficiente para reencontrarse, ya no solamente con su gente de Campeche, sino que establecerá una gran alianza con mexicanos de todos los rincones de la geografía nacional, que bien puede llevarle muy arriba mas adelante. ¿Qué estoy adelantando vísperas? Pues muy probablemente, pero todo lo que se ha propuesto este joven político campechano, lo ha conseguido y algo que tenemos que tener muy en cuenta es que siempre y en todo momento ha privilegiado los beneficios y los intereses para Campeche y los campechanos.