SE ACABÓ LO QUE SE VENDÍA.- Ayer se acabaron las campañas políticas, que más bien parecían verdaderas campañas bélicas en otras partes del País, y si bien en Campeche algo sufrimos los ciudadanos, fue en mucho menor escala porque tanto los que estamos “curtidos”, como las nuevas generaciones tienen muy en claro que por muy “revolucionarios” que podamos ser, tenemos que privilegiar la paz y la estabilidad en este país que ya no aguanta nada más y es que desafortunadamente hay quienes no conocen -ni quieren conocer- la historia reciente -y no tan reciente- de nuestro estado o incluso de todo el planeta, y se van con la “finta” de falsos redentores o de “lobos disfrazados de ovejas” como decía el evangelio de ayer precisamente. Tanto a nivel local como nacional hay lobos disfrazados de “ovejas” en absolutamente todos los partidos políticos y más que ver sus propuestas, los ciudadanos tenemos que estudiar a cada uno de los que nos quieren gobernar para no cometer el insultante error de elegir a un pinche loco peligroso como ha sucedido en tantas ocasiones y si no me cree ahí está el sr. Trump como mejor ejemplo.

LOS “LOBOS” CON PIEL DE “OVEJA”.- ¡No hay cosa que más odie un político que lo exhiban!, ahí pierde la compostura, insulta, ofende, tiembla y enloquece porque no tiene elementos ni argumentos para defenderse o responder a lo que se le cuestiona. Así ha sido siempre y generalmente casi siempre se salen con la suya, pues ha quedado demostrado que los mexicanos y los campechanos ya nos hemos equivocado en ocasiones anteriores a la hora de elegir candidato y luego ni con quien quejarnos, ya que fuimos nosotros mismos los que depositamos nuestro voto por ellos, pues pensamos que en verdad eran todo lo superior y maravilloso que decían ser y que sus “asesores” de “imagen” y de mercadotecnia política nos quieren hacer creer; por ello, creo que los ciudadanos debemos prestar atención al carácter y a la personalidad de quienes esperan ser nuestros gobernantes por encima de cualquier farsa que nos quisieran endilgar. Personalidades inestables como la de Trump, tienen a este planeta al borde de una guerra nuclear, ¿así que imagínese que pasaría en este pequeño terruño nuestro con una persona perturbada? En fin, le dejo a usted la decisión final, pero antes de insertar la boleta en la urna, piense antes en su familia, sus hijos -y si los tiene-, en sus nietos.

También podría interesarte  México es nuestro
LA PAZ Y LA TRANQUILIDAD DEBEN IMPERAR.- Muy pocos conocen lo que vivió Campeche cuando existió un enfrentamiento abierto y frontal entre el entonces Gobernador Don Eugenio Echeverría y el poderoso Don Carlos Sansores Pérez, quienes en su lucha por el poder dividieron a decenas y quizá centenares de familias Campechanas que de nueva cuenta vivieron un episodio similar durante aquella famosa “resistencia civil” de Layda Sansores que, afortunadamente no paso a más y creo como muchos, que si bien fueron momentos difíciles para los que lo vivimos, nunca se ha vuelto a dar una situación similar en este bello estado nuestro, porque aunque ha habido políticos de “peso” que han pretendido la gubernatura u algún otro puesto de elección popular, su madurez y cordura ha imperado, lo que nos ha dado una enorme tranquilidad y paz para poder trabajar en un entorno que propicia la prosperidad y el avance de absolutamente todos en cada uno de nuestros proyectos personales. Insisto: Nadie ni nada, ni local ni nacional, deben de venir a romper la tranquilidad y la armonía de las familias Campechanas y es tarea de todos evitar que esto pudiera ser acaso un atisbo de realidad.
Por efectos de espacio y prioridad informativa a los resultados de la elección del domingo, esta columna estará con ustedes hasta el próximo jueves 5 de julio con los comentarios sobre todo lo que sucedió durante este histórico proceso electoral.

Este próximo domingo por ningún motivo deje de salir a votar, no deje en manos de otros una decisión que es exclusiva de usted.