El número total de desaparecidos en México asciende a 25,230, al 31 de diciembre del 2014, según la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Procuraduría General de la República (PGR). De estos 17,859 son hombres (72%)  y 6,953 mujeres (28%). Las cifras se elaboran con información de las procuradurías de justicia y fiscalías generales estatales.

De acuerdo a estas fuentes 24,812 casos corresponden al fuero común y 418 al fuero federal. En seis estados se concentra el 58.6% de los casos del fuero común: Tamaulipas (5,392) 21.7%; Jalisco (2,184) 8.8%; Nuevo León (1,945) 7.8%; Estado de México (1,945) 7.8%; Chihuahua (1,540) 6.2% y Sinaloa (1,536) 6.2%.

La mayoría de los desaparecidos son personas entre los 15 a 19 años y en segundo lugar entre los 20 a 24 años. Entre los 15 a 34 años se concentra el 50.3% del total de los desaparecidos, que suman 12,481. En el caso de los hombres el mayor número de los desaparecidos está entre los 20 a 24 años y luego entre 25 a 29 años. En el caso de las mujeres la mayoría está entre 15 a 19 años y luego entre 10 a 14 años.

Los 418 casos del fuero federal 317 son hombres (76%) y 101 mujeres (24%). Éstos se concentran de la siguiente manera: Guerrero (109) 60.8%; Tamaulipas (82) 19.6%; Veracruz (63) 15.1%; Distrito Federal (36); Estado de México (18); Coahuila (16); Chihuahua (15); Jalisco (13) y Michoacán (12).

Hay gobernadores que no están de acuerdo con la calificación que se hace entre fuero común y federal. Argumentan que aunque esos casos ocurren en sus estados la condición en que se dan (tipo de alarmas, móvil …) corresponde con claridad al fuero federal. En las instancias federales hay la política de identificar todos los casos, salvo excepciones muy menores, en el ámbito de la responsabilidad local.

En febrero de 2013, un año y dos meses después de haber llegado al poder, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, a través de la  Secretaría de Gobernación (Segob), dio a conocer que en los seis años del gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012), de acuerdo a una base de datos elaborada por la PGR calderonista, habían desparecido 26,121 personas.

La subsecretaria, entonces, de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Segob, Lía Limón, se comprometió en esa ocasión a que esa base de datos se tomaría como punto de partida, para la elaboración de un “registro definitivo”. ¿Los datos que ahora ha dado la Segob y PGR son ya los definitivos? ¿Se depuró esa base de datos? ¿Cuál fue el número final con el que arrancó la nueva contabilidad de los casos? ¿De las nuevas cifras cuántos casos corresponden al gobierno de Calderón y cuántos al de Peña Nieto? ¿Han disminuido las desapariciones? ¿Alguien puede responder?.