LA EDUCACIÓN, TEMA TORAL.- La educación es sin duda alguna un tema toral para cualquier gobernante que quiere servir a su pueblo, pues muy difícilmente se podrán ver los resultados en el periodo de su encargo e incluso no son temas que pudieran ser utilizados como capital político porque ni se ven ni se sienten en el momento específico en que se aplican los programas, sino que son parte de un universo de acciones que dan como resultado profesionistas de excelencia, solo que a largo plazo, y hay que reconocer que la administración de Alejandro Moreno ha puesto especial interés en este tema y debido a la gran importancia se designó a un profesionista de excelencia como secretario de Educación, como es Ricardo Medina, quien ha dado excelentes resultados en el desempeño de su encomienda.

LA EDUCACIÓN EN BUENAS MANOS.- Ricardo Medina tiene una amplia experiencia en la administración pública y una gran capacidad profesional, talento y don de gentes, que dan como resultado los no pocos éxitos que esta secretaría ha tenido a lo largo de la administración de Alejandro Moreno y es que con un universo tan grande de maestros y trabajadores, la conciliación y las negociaciones son factores clave para salir adelante como lo ha hecho el secretario, quien ha mantenido un bajo perfil, pero con una dinámica actividad. Ricardo es uno de los muy pocos funcionarios de esta administración que da la cara y responde de manera inmediata a los cuestionamientos de la ciudadanía.

COMPROMISOS CUMPLIDOS Y MÁS ALLÁ.- En materia educativa hay que reconocer que compromisos que el gobernador Alejandro Moreno empeñó en campaña se hicieron realidad, como por ejemplo el servicio de transporte escolar que beneficia a 2,400 niños y jóvenes. Antes, las familias de estos jóvenes tenían que realizar grandes esfuerzos económicos para pagar el transporte de sus hijos que en ocasiones era de hasta 60 a 80 pesos diarios y que en muchas ocasiones esto obligaba a que alguno de los vástagos tuviera que dejar de estudiar. Otro ejemplo es el programa de tecnología en las aulas que se realizó en conjunto con el gigante de la tecnología Google; gracias a este programa, en un solo año se entregaron 15,850 computadoras a maestros y estudiantes de bachillerato en escuelas públicas de todo el estado, lo cual representa el 42% de todos los maestros y alumnos de educación preparatoria. En Campeche, solo un 30% de la población tiene acceso a tecnología por lo que poner en las manos de todos los estudiantes un equipo de este tipo, representó un gran esfuerzo por impulsar su desarrollo. De esta forma, jóvenes estudiantes y sus maestros en escuelas ubicadas en comunidades rurales como Miguel Hidalgo en Candelaria a unos cuantos kilómetros de la frontera con Guatemala; Isla Arena en Calkiní; Mamantel en Carmen; al igual que jóvenes en escuelas de Campeche, Carmen y todas las cabeceras municipales, recibieron sus computadoras.

También podría interesarte  La batalla por la educación
Otra tarea muy importante en el ámbito educativo es la importante inversión en rehabilitar escuelas. Desde que se inició esta administración a la fecha se han rehabilitado el 70% de las escuelas del estado, lo cual representa 1,046 escuelas. Así, escuelas que tenían 20 o 30 años sin haber recibido siquiera una “manito de gato” hoy están siendo rehabilitadas y quedan en condiciones que garantizan seguridad y espacios adecuados.

LA REFORMA FUNCIONÓ EN CAMPECHE.- Al iniciar esta administración también le tocó iniciar las acciones para aplicar la reforma educativa impulsada por el Gobierno Federal. Una de las acciones más visibles -y sensibles- fue iniciar con la evaluación de los docentes. Apenas en septiembre del 2015 tomó posesión el gobernador Moreno Cárdenas y para noviembre inició el proceso de evaluación con 1,249 docentes. Cuando en varios estados había marchas e inconformidades, en Campeche los maestros demostraron su compromiso con la educación y cumplieron con la evaluación con una muy amplia participación. A la fecha, 3,480 docentes han sido evaluados y de estos el 91% aprobó su examen y el 57% lo hizo con resultados destacados. No solo eso, se implementó también que para ser contratado como maestro o para obtener una promoción debía presentarse igual una evaluación, con lo cual se rompió con el otorgamiento de plazas entregadas a amigos o por compromisos con el sindicato u otros. De esta forma, las últimas 1,385 personas que han obtenido su plaza en una escuela pública de Campeche de nivel básico o medio superior desde el inicio de esta administración lo han hecho obteniéndola a través de una evaluación. Se dice fácil, pero es la garantía que tienen los padres de familia de que sus hijos serán educación por maestros de excelencia.

Estas y muchas más acciones -que no nos daría el espacio para mencionar- son la razón por la cual desde el inicio de la administración a la fecha, el rezago educativo haya podido disminuir al igual que el analfabetismo. Indiscutiblemente aun hay mucho por hacer, pero en el sector educativo se lleva un buen paso para ofrecer educación de calidad para los campechanos.