FACTURAS. La senadora con licencia del PT, Layda Sansores San Román, candidata a la alcaldía de la Álvaro Obregón, busca navegar en medio de un mar de facturas que le están rasgando su credibilidad ante la opinión pública.

Conocida y señalada como un ejemplo de la lucha contra la corrupción, el escándalo se hace mayor porque se trata de Layda; todo lo que representa y que le permite formar parte de la jerarquía política nacional, se vuelve en su contra. Con razón o no, el ciudadano de a pie poco entiende de explicaciones financieras y de cómo funciona la vida interna del Senado de la República.

El artículo 90 de la Ley Orgánica del Senado contempla comisiones ordinarias entre las que aparece como número I la de Administración, que tiene como objetivo, dirigir de manera responsable y transparente el ejercicio del programa presupuestal, así como las acciones que estén encaminadas a eficientar el gasto, la trasparencia y la rendición de cuentas.

El artículo 106 advierte que la Cámara de Senadores, para el desahogo de sus tareas legislativas y administrativas, contará con las siguientes dependencias: a) Una Secretaría General de Servicios Parlamentarios y b) Una Secretaría General de Servicios Administrativos, de la que dependerá la Tesorería de la Cámara.

En el artículo 111 inciso se señala: que la tesorería debe presentar ante la Comisión de Administración un informe mensual sobre los recursos financieros del Senado.

¿Quién preside la Comisión de Administración? El senador campechano Raúl Pozos Lanz ¿Quién es el secretario de la Comisión de Administración? El senador campechano Jorge Luis Lavalle Maury. Si este fue solo un caso, imaginen el de los otros 127 senadores.

Cada vez más medios se suben al escándalo de las facturas, Milenio Televisión siguió los pasos de Televisa y exhibió varias docenas de vales por la cantidad de 7 mil 500 pesos, cado uno, que les habrían pagado a 51 campechanos que asistieron a una concentración de Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México.
¿Por qué a mí? Pregunta Sansores, dejando sobre la mesa dos interpretaciones posibles: 1-Que es la sacrificable en una campaña para dar constancia de que Morena también está involucrada en corrupción y/o 2-Que en el Senado hay casos peores. Nadie lo duda.
En el imaginario colectivo, donde se asume que el PRI, PAN, PRD y los partidos adyacentes están involucrados con hechos de corrupción, ahora sirva el ejemplo de Layda para sembrar a Morena en el mismo patio.

Salió barato, tres conchas sin azúcar, un par de paquetes de Charritos Richaud y otros de cacahuates japoneses que sumaban poco más de 100 pesos pagado en la Comercial Mexicana de la Av. Central de Campeche.

Meade ha ganado terreno en las estructuras de poder y Anaya ha perdido el apoyo de importantes gobernadores del PAN y del PRD.

No ha terminado, pero en los próximos días se harán posicionamientos que beneficiarán al candidato priista. Hay dos intenciones, buscar quedarse con el voto útil, y no caer en un lejano tercer lugar.

Anaya, salvo gane la Presidencia, lo que es hoy es bastante difícil, tendrá que rendirle cuentas al partido. El chico de Querétaro tendrá que explicar ¿por qué desmantelar la unidad del PAN a cambio de una campaña, la suya, que está lejos de ser la opción competitiva que fue hace 12 meses?

Los acuerdos de Veracruz y Puebla a favor de Meade a través de sus gobernadores Miguel Ángel Yunez y Antonio Gali ponen en conflicto aún más la campaña del panista.

¿Se van a traducir los votos en automático al candidato del PRI? No necesariamente, lo que buscan en el Palacio de Bucarelli es evitar que al menos los gobernadores del Frente no operen a favor de Anaya, y que acepten que no tiene las posibilidades de remontar. ¿Y en cambio? Yunez y Gali se quedan con Puebla y Veracruz, muy competidas con Morena.

Su discurso de procesar judicialmente al presidente Enrique Peña Nieto no ha remontado, a pesar del criterio de Obrador de que no abrirá una investigación en contra del presidente.

Cuando Anaya sostiene que Peña y Obrador ya pactaron, está pasando por alto que los acuerdos reales visibles ocurren a su espalda y en su contra, pero aceptarlo sería levantar el revolver a la altura de la cien.

ANIVERSARIO. Hace más de década en una ruidosa redacción se hacían las pruebas de color e impresión de una nueva propuesta para los lectores de Campeche.

Después de 13 años, EL EXPRESO de Campeche continúa como un referente obligado de trabajo serio, comprometido e imparcial.

En su aniversario cabe una felicitación a la Dirección General y Editorial, y a cada uno de los que forman parte de este logro.

“Golpe de Timón” agradece el espacio que abre su casa, cada lunes y miércoles, para seguir aportando una reflexión de la crónica política del estado y del país.

Mucho falta por lograr y mucho años más para seguir contando esa realidad que existe, que ocurre, que decide y qué influye, aunque no se pueda fotografiar, porque no siempre una fotografía logra el poder de una palabra. Gracias EXPRESO de Campeche, por estar ahí, por seguir ahí.