En los primeros tres años de gobierno de la administración que encabeza el presidente Peña Nieto el número de los homicidios asciende a los 64,614 de acuerdo al Inegi. Al fin del sexenio, de seguir así, el total de los mismos superaría a los que ocurrieron en los seis años del gobierno del presidente Calderón que fueron 121,163, de acuerdo con la misma fuente.

Alejandro Hope, especialista en el tema, en Los 300 mil muertos (El Universal 23.02.16), realiza un análisis detallado de estas cifras que invita a la reflexión y desde luego a la preocupación. En los dos primeros años de la actual administración federal (2013-2014) se registran 43,073 homicidios, según el Inegi. Las cifras oficiales del 2015 se tendrán hasta julio.

Ahora, es posible hacer un estimado de las cifras con base a información del Inegi. En 2014, registraron 20,010 asesinatos y en 2015 de mantenerse la misma proporción el número de éstos puede llegar a 21,541. Así, el total en los primeros tres años del sexenio alcanzaría los 64,614. Hay un alto nivel de probabilidad de que la cifra del Inegi sea muy cercana a la que aquí se adelanta.

Los datos de arranque del 2016, muestran que el número de los homicidios aumenta. En enero crecieron en un 7.6 por ciento con relación al mismo mes del 2015. Se estima que por lo menos hasta mayo va a seguir aumentando. De esta manera, afirma Hope, para que la cantidad de asesinatos se mantenga igual que en 2015 tendría que haber una disminución considerable a lo largo del segundo semestre y no hay datos que indique esto pueda suceder y sí más bien lo contrario.

También podría interesarte  Consejeros

Todo indica, esta es la conclusión de Hope, que la cantidad de los homicidios será todavía más alta en el gobierno de Peña Nieto de lo que fue en el de Calderón. De sólo seguir la tendencia de los números de los primeros tres años al final del sexenio habría 129,218 homicidios. Esto es 8,055 más en este sexenio que el anterior. El tema de los asesinatos en muy buena medida, como parte de la estrategia de comunicación del gobierno, han desparecido de los medios, pero la terca realidad persiste.

En esta materia, para la segunda mitad del gobierno de Peña Nieto existen tres escenarios: que baje el número de los homicidios, que se mantenga en las cifras actuales o que crezca. La mayoría de los especialistas sostienen que no hay datos, para pensar en la posibilidad de que se hagan realidad los dos primeros escenarios y sí, para que tome forma el tercero de los mismos.

El número de los homicidios en todo el sexenio del presidente Fox fue de 60,162. Menos de la mitad de los sexenios de los presidentes Calderón y Peña Nieto. Ese es el dato. ¿Qué lo explica? ¿Es la estrategia? ¿Son las condiciones del entorno? ¿Es otra la realidad del país? ¿Es otra la cultura? ¿Hay menos respeto por la vida? ¿Cómo volver a los números de tres  sexenios atrás? ¿Es posible?

Twitter: @RubenAguilar