Vladimir de la Torre_3

Al protocolo del II Informe, la visita del Presidente Enrique Peña Nieto y la coordinación de la Mesa de Estatutos del PRI, el clima se sumó para tensar más la que ya era una complicada semana para Campeche. Habitaciones de hoteles rebosadas, vuelos sin espacios, y grupos de avanzadas llegando. La logística ha exigido el máximo rendimiento del equipo de Alejandro Moreno y la primera lección que deja agosto es que, en Campeche, se enterraron varias décadas de política de barrio.

Con un récord de asistencia de gobernadores del país, arrancó el II Informe de Gobierno. Los mandatarios más importantes de las tres principales fuerzas políticas del país. Los priistas Ignacio Peralta, Omar Fayad, Alejandro Murat, Marco Antonio Mena, Rolando Zapata, y Alejandro Tello. Los panistas Francisco Domínguez, José Rosas Aispuro, y Tony Gali; y los perredistas Silvano Aureoles, Arturo Núñez, y Miguel Ángel Mancera. Se unió por breve tiempo el verde-ecologista, Manuel Velazco y también acudió el precandidato presidencial, Rafael Moreno Valle.
“Golpe de Timón”, hace semanas, había señalado el respaldo que había logrado Moreno Cárdenas al interior del grupo de gobernadores mexicanos y que no se limita a mandatarios del PRI.

Tras dar a conocer obras trascendentales que iniciaron su construcción y que marcarán el destino de su administración, dio a conocer otras inversiones que tendrán impacto en el desarrollo de la infraestructura de Campeche y Carmen, bajo el lema: “Construyendo para el futuro”.
Moreno Cárdenas parece consciente que a los gobernadores, justa o injustamente, se les evalúa por la obra pública que generan. Ahí está poniendo el centro de su gestión. Mención necesaria a logros de la administración en materia educativa; la inversión en seguridad pública; y los esfuerzos por diversificar la economía, a través de la re-activación económica, el turismo y la agricultura, y la atracción de inversiones, con el enfoque añadido de promover la creación de empresas locales más fuertes.
En un análisis profundo del informe, es evidente el énfasis que ha puesto la administración en estos tres últimos temas: Educación, Seguridad y Diversificación de la Economía.

Ante los pre-presidenciables Enrique de la Madrid, Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Mancera, cerró con un aplaudido compromiso: “hoy por Campeche, mañana por todo México”. Sin especificar cuando es mañana, y sin mensajes a su equipo de colaboradores que esperaban un, público, público y explícito, banderazo de salida, para sus intenciones del 2018. Los aspirantes salieron como entraron, sin las señales visibles adicionales que esperaban recibir, esas que fácilmente, en el terreno político-electoral, provocan distracciones.
Con una reunión de Protección Civil, en la noche, concluyeron las actividades públicas del 7 de agosto. El gobernador se trasladó al aeropuerto de la ciudad a recibir al presidente.

Tras una accidentada visita a Chiapas de Corzo, que concluyó con siete policias federales secuestrados y varios campesinos detenidos en una batalla campal, el presidente Peña Nieto aterrizó en la ciudad de Campeche.
Una privada y larga cena con el gobernador,en su casa de Lomas del Castillo, que se extendió hasta las 2 de la madrugada. Moreno y Peña desayunaron juntos a partir de las 8:30 am, el encuentro, el segundo que tendrían privado, duró hasta que se trasladaron al Centro de Convenciones.

Después de la postergada inauguración del Drenaje Pluvial, (compromiso 66 de la campaña 2012) y del museo Francisco de Paula Toro, Peña recorrió varias partes de la ciudad de Campeche, y se dio tiempo para conocer, junto al gobernador, el inicio de las obras en construcción. Todas conocidas con anterioridad por el presidente, quién personalmente vio los vídeos, incluso mucho antes de ser difundidos en el I y II Informe.
“Tienen ustedes un gobernador insistente, pudiera matar un burro a pellizcos, yo…, como espero que no me pellizque de más y con las facilidades que tiene la Presidencia, le hemos venido apoyando con sus gestiones”, dijo Peña en el Centro de Convenciones, con lo que confirma lo que el propio gobernador ha señalado de que su relación con el mandatario ha facilitado la gestión de recursos y programas para la entidad.

También podría interesarte  Directrices anticipadas, tu derecho a decir: “Ya no más”

Cerca de las 4 de la tarde, el mandatario mexicano se retiró al aeropuerto de la ciudad. Bajo los efectos de la tormenta Franklin, Peña y Moreno se reunieron por tercera vez en la oficina del gobernador, en el hangar del gobierno del Estado, donde se reunieron por tercera vez, poco más de una hora, según una fuente del aeropuerto.
Y es que Campeche se convertirá hoy y mañana en la capital del PRI. Inician dos días de trabajo de la Mesa de Estatutos. Fue decisión de Peña Nieto entregar a Alejandro Moreno y a Campeche la operación de esa mesa temática. Confía en la operación política del gobernador campechano, a quién habría dejado indicaciones y razones, por la cercanía y confianza que hay entre ambos, para hablar sin intermediarios, y lo hicieron.
No está a la vista pero la presión y tensión en las filas priistas del país coexiste en lo que parece un contexto político cotidiano, pero que está lejos de serlo. Hay razones para esto.

Hasta el último momento, se analizó trasladar a Toluca el encuentro, pero la propuesta que venía del equipo de avanzada de Claudia Ruiz Massieu fue retirada. Sobre la mesa quedó la decisión sobre la presidencia del debate estatutario.
La artillería en Campeche con la que liderará Moreno Cárdenas está pesada, el líder de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, el coordinador de diputados en San Lázaro, Cesar Camacho, y el de los senadores, Emilio Gamboa. De forma temporal se espera la llegada de la cúpula nacional del partido, Enrique Ochoa y/o Ruiz Massieu, quienes pretenden recorrer las cinco sedes.

Los predictámenes de las mesas, que funcionarán de manera simultanea, fueron realizados por Ruiz Massieu, y el senador Ernesto Gándara. El protocolo llevará a la instalación de la mesa para proceder a elegir la presidencia.
La Mesa de Estatutos entrará en funciones con un tema superado, los priistas rebeldes fueron alejados de Campeche: Manlio Fabio Beltrones, Ivonne Ortega, César Augusto Santiago, Ulises Ruiz y otros militantes que han generado diferencias al interior del partido sesionaran en otros entidades.

Tras los tropiezos provocados por la tormenta Franklin, que obligó la cancelación de vuelos a la capital del Estado, y retrasó la llegada de varios delegados este marte, hay consenso para abrir los candados que exigen militancia de 10 años al candidato presidencial, pero debajo de la mesa se negocia cerrar otros.

El debate más tenso pudiera surgir entre los jóvenes y el PRI profundo, los primeros buscarán evitar que un senador o diputado plurinominal pueda saltar a otra cámara o reelegirse por la misma vía en el período inmediato siguiente y que han imposibilitado que nuevas generaciones puedan acceder a las cámaras por esa vía. El debate sobre si incluir o no al presidente del partido en turno, en una posible candidatura presidencial, está latente para estos dos días.

Moreno Cárdenas tiene las llaves en la mano, el Presidente se las entregó a él.