EL CONVIVIO NAVIDEÑO.- Siempre voy a los festejos que año con año ofrece el Gobierno del Estado a los comunicadores campechanos por muchas razones, y claro que una de las más poderosas es ir a ver si de casualidad tenemos la suerte de sacarnos algo en la rifa que es esperada por ansias, y claro que también saludar a los compañeros tundeteclas de toda la vida, aunque hay que decir que cada vez crece más el gremio y cada año se suman a la rifa decenas de personas y personajes que no solo no salieron de ninguna escuela de periodismo o se forjaron en el oficio empíricamente, sino que de la noche a la mañana armaron su página web y ya son “periodistas”, pero eso es lo de menos, el gremio da para eso y más, y quiero señalar que en esta ocasión el ambiente fue muchísimo más relajado y agradable que en muchísimo tiempo de que tenga memoria y el gobernador Alejandro Moreno se tomó el tiempo de recorrer todo el local del Centro de Convenciones para saludar de mano y tomarse la foto con comunicadores de todo el estado y de todos los medios de comunicación, incluyendo los que pertenecen a sus detractores; así es esto, es el día en que se hacen a un lado ofensas y agravios y se comparte el pan y la sal con el mandatario y su gente de confianza.

EL ESTADO TUTELA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.- El año pasado se llevó el premio mayor, un flamante automóvil último modelo un gran amigo caricaturista, crítico del gobernador y de la administración, y ahí se tomó la foto en franca camaradería con quien le entregó el premio y este año fue otro gran amigo colaborador ocasional del programa de televisión en el que participo todas las mañanas y que se ha forjado en la ‘talacha’ periodística de a ‘pie’ en la reporteada, las ‘guardias’ y todo lo complejo que significa ser periodista. No es un regalo, un ‘chayo’ o una dádiva como la prensa ‘fofo’ (la contra de la prensa fifi) y los que cobran por otros lados quieren hacer creer, pues el estado es quien debe tutelar y garantizar el derecho a la libertad de expresión y por lo tanto es solamente un reconocimiento de pueblo y gobierno a los comunicadores campechanos que debe ser valorados en su justa dimensión y muchos compañeros resultaron premiados ese día, por lo que me permito felicitarlos a ellos y a sus familias, así como a todos mis compañeros de oficio.

EL FONDO.- El evento fue sencillo y agradable, de entrada la ‘cola’ ocupaba cuan largo es el Centro de Convenciones para registrarse y acceder al boleto para la rifa y luego la comida fue una cochinita casera que estaba bastante aceptable -a no ser por las tortillas frías- pero a todo se acostumbra uno y de todo estaba pendiente el titular de la Unidad de Comunicación Social del Gobierno del Estado, don Walter Olivera, quien de manera sencilla y amable atendió a todos los compañeros del medio e inició el evento protocolario con un discurso de reconocimiento a la libertad de expresión que el estado tutela y garantiza en Campeche y que dio paso a las palabras del gobernador del estado que, de manera coloquial y con la sonrisa en la boca en todo momento, hizo pasar un rato agradable a los comunicadores a la par que dejaba en claro varios mensajes. Dijo fuerte y lo repitió una vez más: “en Campeche todos nos conocemos” y seguramente lo decía por algunos agazapados que andaban por ahí a ver que “sacaban”, pero que le apuestan a que le vaya mal a Campeche. “La política se hace con inteligencia, no con el hígado”, dijo ante un atento auditorio y remató: “muchos pensaban: se van a chingar al gobernador” lo que ocasionó las carcajadas de los que ahí degustábamos el rojo manjar de la región y anunció que estaba por viajar a la Ciudad de México a seguir con las gestiones y negociaciones para que le vaya bien a Campeche y ahora como presidente de la Conago, a todos los demás estados de la República. Sin duda alguna, un excelente momento en que tuve la oportunidad de saludar a muchísimos compañeros y amigos del gremio periodístico de todo el estado.