Vladimir de la Torre_3

LA REBELDÍA. La rebeldía se justifica con experiencia. Margarita Zavala no la tiene. Cuesta entender que un hombre con la inteligencia y habilidad de Felipe Calderón empuje a Margarita a una aventura; solo se entiende bajo otro argumento compatible: su ambición. Cuesta creer que una persona discreta y racional como Margarita renuncie al partido que, durante 33 años, hizo de ella todo lo que es; solo es comprensible bajo una premisa visible: su ambición.

Calderón fue un buen presidente, aunque fue un mal panista y ha sido peor expresidente. Durante su mandato el PAN perdió 23 elecciones estatales, 32 escaños en el Congreso Federal, 11 en el Senado y dejó al panismo en un tercer lugar en la contienda presidencial del 2012.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya se ha exhibido inmaduro y emocional, aferrado y simulador, pero bajo su presidencia ha conseguido triunfos  impensables. Anaya no debería ser candidato presidencial, pero su desempeño como presidente del PAN no pasa por la permanencia o no de Zavala en el partido.

Tres hechos distinguen a Margarita: 1-Ser exdiputada federal plurinominal, 2- Dormir en Los Pinos durante seis años, y 3-Guardar silencio ante miles de hijos huérfanos y mujeres viudas producto de una guerra necesaria, pero que provocó daños colaterales a los que la exprimera dama nunca volteó a ver.

Con su decisión pierde el PAN, algo gana el PRI, y mucho gana Morena. ¿Por qué? Porque Zavala como independiente seguirá representando a la derecha conservadora y faltaría ver si el PRD y Moci, integrantes del “Frente Ciudadano”, cubren la cuota de los votos que ella se lleva consigo. En algo gana el PRI al debilitar a la derecha, y buscar ser más competitivo buscando escalar hasta el segundo lugar. Mucho gana Morena porque aunque Andrés Manuel no compite junto al PRD, su extremo ideológico se mantiene intacto.

Doce candidatos presidenciales independientes, hasta hoy, pulverizarán el voto opositor, si y solo si esos candidatos se convierten en opciones reales que logren conquistar al electorado. Los votantes son más que en el 2012, y también es un colectivo más informado.

LA SESIÓN.  Nunca se sintió cómodo como Secretario de Protección Civil, nunca. Tenía la idea de ocupar un lugar más determinante en la cúpula política del sexenio de Alejandro Moreno. Pero sabía que no sería para siempre. Este fin de semana renunció y regresó al núcleo del PRI. La estrategia de nombrar a Gonzalo Brito Herrera como Coordinador de Análisis y Estrategias Políticas del PRI previo a la elección lo deja en una situación cómoda y servirá para cubrir la espalda a Ernesto Castillo. Será Brito y no Castillo quien tenga que sentarse a explicar la elección de candidatos, a socializar razones de por qué la decisión no favorece a algunos interesados.

También podría interesarte  De la marihuana

No será el último filtro, pero es el primero. Dos fueron sus aspiraciones: ser Secretario de Gobierno o ser candidato a la alcaldía de Calkiní, en el primer tramo de gobierno no fue ni una ni la otra. Su nueva responsabilidad lo continúa alejando de las mismas dos opciones. No quedan dudas, bajo cualquier escenario, será la nomenclatura profunda del PRI quien de la mano del cuarto piso decidan e impulsen las candidaturas. En este entorno ningún priista conocedor responsabilizaría a Castillo de ninguna decisión.

Moreno Cárdenas pidió unidad, y dejó entrever que muchos, de todos los grupos internos, tendrán oportunidad, difícil poner a cada uno donde quisiera estar, pero se interpretó un ánimo de compartir, no de aniquilar. Un llamado silencioso y subliminal a la prudencia y la disciplina, dos actitudes que permitirá, a muchos, sobrevivir.

CONVOCATORIA. El Consejo Político Nacional del PRI se reunirá el miércoles. Ningún partido ha elegido el método de elección, y el PRI, el 11 de octubre, tampoco lo hará. No han oficializado candidato, salvo Morena, y los independientes, no hay candidaturas decididas para nadie en los partidos políticos. Para cuando lo decidan habrá concluido el tiempo de candidaturas independientes y los “inconformes” se quedarán sentados.

La convocatoria del PRI debe ir en el sentido de elegir su Consejo Político Permanente y crear la Comisión Electoral de Procesos Internos.

No hay en Los Pinos una decisión aún sobre el candidato, si hay definición en lo que piensan  algunos colaboradores, pero Enrique Peña Nieto sabe que tiene la oportunidad histórica por la que más será recordado, o ceder la imposición que quieren hacer desde el edificio de la Plaza Juárez 20, en la Col. Centro, de la Ciudad de México, donde reside la cancillería, o tomar su propia decisión. Peña querrá que el candidato se lo agradezca a él, y no a Luis Videgaray.

REPERTORIO.

-Que la delegada federal está muy molesta por la inauguración del Country “Olas” en Ciudad del Carmen.

-Que el expresidente del TSJ se dio tiempo para ir a descansar con un exgobernador a Tel Aviv.