EN POLÍTICA, LA FORMA ES FONDO.- En estas líneas le he comentado que las escasas apariciones públicas que a lo largo de este sexenio ha tenido el poderoso secretario general de Gobierno, don Carlos Miguel Aysa González, han sido para enviar concisos y certeros mensajes a los diversos sectores de la población campechana, que tal parece han sido comprendidos a cabalidad, pues se han visto reacciones específicas en cada uno de los casos aludidos, además de que la paz que reina en el estado es prueba fehaciente de ello y por ello mismo es de resaltarse que, a unos días de haber comenzado las campañas federales y a pocas semanas de que den inicio las de carácter estatal, haya acudido al Congreso del Estado a un evento protocolario en que se inscribió en letras de oro el nombre del champotonero Moch Cohuo, que le diera tremenda tunda a los invasores españoles, y ahí el discreto pero eficaz secretario general de Gobierno garantizó que en Campeche las elecciones se van a desarrollar en completa calma, tranquilidad y paz. Se da esta aparición pública y de paso una “casual” entrevista de “banqueta”, en momentos en que algunos actores políticos pretenden enrarecer el ambiente electoral para crear confusión, engañar a la ciudadanía y así “jalar agua para su molino” en un escenario nacional en que el rencor social y el sentimiento antisistema se dejan ver todos los días en redes sociales, lo que representa un excelente caldo de cultivo para farsantes como los que hoy pretenden crear desasosiego en los campechanos.
LO QUE “NO SE VE” Y EL LLAMADO DE AYSA A SEGUIR TRABAJANDO.- Aysa fue muy claro cuando garantizó la paz social en Campeche y todos sabemos que el trabajo de la secretaría a su cargo no se ve, pero se siente y la mejor prueba de ello es que no hay asuntos que entorpezcan la paz de los que aquí vivimos, aunque seguramente esta labor delicada que se hace detrás de los reflectores, es dura, desgastante y cotidiana y hay temas como la presunta relación de algunos actores políticos con el narcomenudeo en esta ciudad, tal y como se dio a conocer hace algún tiempo y que parece que ya se olvidó y la penetración de asuntos del mismo tipo en otras regiones del estado, en donde, hasta ahora están controlados, pero que requieren de toda la atención de las autoridades. Abogado de profesión, Aysa les recordó a los funcionarios públicos que la “veda” electoral no es para que se deje de trabajar en favor de Campeche, ni mucho menos para que no se informe adecuadamente a la ciudadanía y por consiguiente las “megaobras” y todo lo que este gobierno está haciendo, no se para. Ojalá le haya caído el “20” a algunos funcionarios que están fallándole a Campeche y que confunden estulticamente lo que dice el artículo 41 de la Constitución cuyo apartado “C” de la fracción III, a la letra dice: “Durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales, como de las entidades federativas, así como de los Municipios, de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia.” ¿Quedó claro señores funcionarios, funcionarillos y demás fauna de acompañamiento? Dice “suspender propaganda”. En ninguna parte dice no trabajar o no informar a la ciudadanía. Más claro ni el agua.
LAS MUJERES AL PODER.- Dama seria y ordenada, pero sobre todo accesible y amable, la nueva presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado llega a esa posición con una seria responsabilidad a cuestas, puesto que le toca trabajar en pleno periodo electoral en que las pasiones se desbordan y a veces la sangre llega al río, aunque hay que reconocerle su talento y capacidad; pero sí tengo que señalar que por su alta posición, debe de ser más incluyente y abierta y no criticar de manera directa a “pares” suyos, que si bien tiene todo el derecho de hacerlo como ciudadana e incluso como diputada, no como garante de la equidad y la estabilidad en el Congreso local en que debe ser el “fiel de la balanza” aunque haya quienes prefieran el escándalo mediático para atraer los reflectores que la ciudadanía en la vida real no les da. Laura Baqueiro tiene ante sí el enorme reto de dar inicio a un trabajo serio en que los legisladores cumplan cabalmente con su función, pero adecuando las leyes que ya existen y no “atomizando” el sistema legal.

También podría interesarte  No fue el 2018
EL QUE SE VA… ¿PARA VOLVER?.- Ramón Méndez Lanz se va con la satisfacción del deber cumplido pues respondió con creces a la confianza depositada en él, haciendo un trabajo de profunda responsabilidad y conciliación política, lo que le permitió lograr que se aprobaran leyes de vital importancia para Campeche y los campechanos, además de que realizó foros nacionales que dieron prestigio y renombre, ya no solo al Congreso, sino al Estado en sí; sin embargo, no falta quien afirme que debió abrirse un poco más a ciertos sectores y tratar con menos “hígado” algunos asuntos, aunque esta experiencia seguramente le servirá cuando repita como diputado local y sea de nuevo presidente de la Junta de Gobierno como tal parece se va a dar, ya que iría en la primera posición de las listas plurinominales porque su anterior curul fue de mayoría relativa y la Ley le permite repetir en el puesto, pero ahora de plurinominal, con lo que daría seguimiento al trabajo que hasta ahora ha venido realizando y muy probablemente se logre concretar el nuevo recinto oficial para ese cuerpo colegiado. También se dice que pudiera ser presidente del CDE del PRI, lo que no tuviera nada de raro porque ya está operando algunas campañas políticas. Ya veremos qué pasa.