¿En Campeche se puede hablar de que haya auténticos panistas? Afirmarlo o negarlo merecería para el columnista una lluvia de epítetos a favor y en contra, pero las evidencias parecieran ser contundentes: hay muchos oportunistas.

En este espacio narré, con lujo de detalles, cómo Ileana Herera tenía de panista lo mismo que Vicente Fox: llegan, usufructúan un cargo y si no les conviene lo que sigue, pues renuncian.

Aquí, su prima Yolanda Valladares le está evitando la molestia: la expulsa y esa misma intención tiene con gente como los diputados y senadores panistas que no le agradan sin que repare en que, por estatuto, son consejeros.

La expulsión, sin embargo, no sería la primera vez que se pretenda y queda claro que la purga ambiciona sólo dejar a la gente que puede garantizarle a la actual dirigente una posición que le permita llegar al Senado.

La idea parece clara: ya en tiempos de definiciones es mejor hacer a un lado a otros amigos o cercanos a Margarita Zavala, por si llega a ser la candidata presidencial, no vaya a ser que le coman el mandado y haya otro dirigente, otro beneficiado que logre encumbrarse si la esposa del ex presidente Calderón llega a la presidencia.

Claro queda desde hace años que la salida de Valladares del Gobierno Federal tuvo que ver con el encumbramiento de Mario Ávila y la contracampaña que ella encabezó contra el defenestrado ex candidato, la sólida relación de la familia Mouriño con la familia presidencial igual que el ascenso del hoy senador Jorge Lavalle.

Valladares les ganó a todos esos personajes por varias razones: conoce las catacumbas de la política; tiene un instinto de conservación muy desarrollado y sabe pelear a nivel de la calle.

Los otros creyeron saber de política pero prácticamente aspiraban a vasallaje y eso les quitó la potestad de dirigir cuando murió Juan Camilo, quien tenía claro cómo operar y cómo ser gentil, humilde y, sobre todo, cuándo dar y cuando llegar a acuerdos.

La putrefacción al interior del PAN empezó cuando hubo qué repartir. No recuerdo a nadie yendo a ver a Don Lázaro Azar Elías para preguntarle en qué ayudaban. Los panistas de convicción se ponían a dar su parte, a hacer talacha, a caminar, a pegar propaganda para tratar de hacer méritos, esos que Juan Camilo no respetó al meter a muchos de sus afectos sin ningún antecedente político y menos panista.

También podría interesarte  Pemex y Carmen

Valdría la pena ver quiénes de esos neopanistas lo siguen siendo, quiénes se hicieron ricos, quiénes no fueron capaces no sólo de agradecer sino que llegada la hora traicionaron para seguir su camino ya con las alforjas llenas.

La posición de dividir más de Valladares es muy clara: siempre ganará ella mientras tenga el presupuesto, mientras sea la cabeza para negociar, mientras ella tenga la sartén por el mango como la tiene hasta ahora.

La habilidad política de la ex diputada local y federal le dice que hoy es buena oportunidad para volver a acercarse a Margarita Zavala como en los tiempos que andaban juntas en San Lázaro.

 Le señalan que debe hacer a un lado a cualquier obstáculo que le impida la cercanía, que le pueda hacer sombra y tiene claro que la relación de Jorge Lavalle con la familia Mouriño y de éstos con los Calderón-Zavala representa un escollo por la distancia que construyó ella y sus cercanos ante la dura y hasta impositiva actitud de los amigos del presidente en Campeche.

No puede dejar de verse que Yolanda está leyendo que Margarita es la única de los tres aspirantes más conocidos de tener una presencia casi sin partido, sin cargo público y con menos presupuesto. Después de todo, Andrés Manuel trae su propio partido con su propio presupuesto y él es único y absoluto ahí; Osorio no sólo tiene cargo y exposición sino presupuesto y apoyo presidencial además de la cargada priista ya conocida. Sin embargo, Margarita puede dar una sorpresa, de hecho es una sorpresa hoy aunque las cosas cambian con el tiempo y es muy prematuro velar vísperas.

Tenabo

Vaya que fue un acto el de Tenabo del pasado viernes. Entrega histórica de apoyos y un espaldarazo a la gestión actual que se paró el cuello con todo lo que recibieron los productores.

Ojalá que eventos como esos crezcan para que haya más producción y se le dé la vuelta a la urgencia económica del campo y de varios sectores productivos de la entidad.

Ya entramos a junio y sólo faltan algo así como 70 días para el informe. Cómo pasa el tiempo, ¿verdad?