EL DEBATE.- Mañana será el tercer y último debate entre los candidatos que buscan ocupar la Presidencia de la Republica y aunque hay quien dice que ya todo está decidido, en mi muy particular opinión y haciendo un poco de historia reciente, creo que tenemos que opinar en contra ya que no hay nada escrito y que cualquiera de los tres candidatos punteros puede ser el ganador de esta elección, aunque yo daría un final fotográfico a Don Andrés Manuel y a Don José Antonio, por el simple y sencillo hecho de que la gente que definirá esta elección y que en estos momentos esta indecisa, no sabe aún si va a dar el “espaldarazo final” al candidato Meade, aun a pesar de las siglas que trae detrás y toda la gente nefasta que ha manejado a ese partido durante muchísimo tiempo. Esta gente que representa casi 45 millones de votos, (un poco más de la mitad del padrón electoral) esta realmente molesta y mortificada por lo que lee en redes sociales y percibe de la vida real sobre la actuación del actual gobierno, ya sea autentico o inducido, pero tampoco se atreve a “rifársela” votando por un Lopez Obrador que no tiene claro absolutamente nada y que a base de populismos ha crecido exponencialmente, o dar su voto a la estabilidad que representa Meade, pero también les inquieta seguir con más de lo mismo. La moneda está en el aire; no me crea usted, pero las cifras finales me darán la razón o no y no creo que vaya a haber una copiosa votación a favor de un solo candidato. Vamos a ver qué pasa y por lo pronto solo quiero comentarle que tenemos que pensar muy bien nuestro voto y hacerlo penando en nuestros hijos y nuestros nietos y no tengan que andar pasando “hambres” más adelante. En Campeche no le veo problema alguno al triunfo priista y por encima de lo que nos han pretendido hacer creer sus malquerientes, el capital político del Gobernador esta impoluto y esto representa el mejor impulso que tienen los candidatos de su partido, aunque también tengo que reconocer que hay zonas en la que la oposición ha avanzado y alguna posición pudieran obtener. No falta mucho… Mañana estaré en Mérida para ser testigo presencial de este histórico evento y el próximo jueves, en este mismo espacio le estaré comentando los pormenores.

“NADA PERSONAL”.- Quisiera empezar la semana escribiendo de otros temas que no sean la jornada electoral y el clima de terror y encono que un candidato en particular ha desatado en contra de todos los medios de comunicación de este precioso Campeche nuestro, pero no puedo. No puedo de ninguna manera dejar pasar desapercibidos los ataques y agresiones de que son objetos muchos compañeros en redes y más recientemente en la vida real en que se ha osado golpear cobardemente a quien solamente hace su trabajo y que de ninguna manera puede quedar impune por la simple y sencilla razón de que así se comienza una campaña que puede culminar con acciones más graves e incluso un asesinato como varios seguidores de este señor pidieron en las redes demostrando nada más con qué clase de gentes Campeche se está enfrentando; y digo esto, porque en una de las muy raras publicaciones que hago en redes sobre este tema, de manera inmediata recibí la agresión de un sujeto al que he visto molestar a mucha gente y pues simple y sencillamente lo mande -con todo respeto- al sitio donde debe estar. Tengo que reconocer que muy poca gente ha osado agredirme solo por el hecho de hacerlo, aunque si me he encontrado con gente respetuosa de todas las ideologías políticas que si bien, se exacerban, son respetuosos del debate y de todos sus congéneres y exponen razones y argumentos válidos a favor de sus candidatos. Son pocos, pero los hay y también hay que destacar que cada vez que un compañero periodista comenta algo, de inmediato es interpelado por los ya conocidos “troles” y equipo de intimidación que a base de terror gansteril y difamaciones pretenden que nadie hable de los temas que es obligación de nosotros los periodistas dar a conocer. En fin, hay muchos que queremos que llegue el día de la elección y que al otro día todo este clima de terror haya desaparecido porque de lo contrario estaríamos condenados a vivir en un clima de impunidad y es obligación de las autoridades tanto federales como estatales tomar cartas en el asunto y castigar a los perpetradores. ¿somos unos cobardes los campechanos que nos escondemos ante la cobarde agresión gansteril de unos cuantos? Pues yo creo que esto se debe demostrar el próximo 1 de julio de manera contundente, lo demás son solo palabras y charlatanerías.