REAJUSTES. Los reajustes en el gabinete estatal continuaron en las últimas semanas. En el equipo de 25 colaboradores presentados el 16 de septiembre del 2015 se mantienen en sus responsabilidades el Secretario General de Gobierno, Finanzas, Desarrollo Económico, Fiscalía, Seguridad Pública, Obras Públicas, Turismo, Educación, Cultura, Planeación, Medio Ambiente, Jefatura de Asesores, C municación y Dirección del DIF estatal.

A corto plazo parecen haber concluido los cambios en el primer nivel del gobierno estatal, y se está centrando en instituciones desconcentradas del primer círculo gubernamental.

Hasta la fecha solo dos ex candidatas de las elecciones de julio pasado han ocupado cargos en el Ejecutivo: Laura Luna, ex candidata a la alcaldía de Escárcega, y Rossina Saravia, ex candidata a diputada local del Distrito 3.

Alejandrina Moreno, como directora de Conalep, es parte de la cuarteta de féminas que ocupan cargos en centros de educación: Adlemi Santiago en Cobacam, Laura Baqueiro en Cecytec y Cindy Saravia en la UAC.

Días atrás fueron nombrados Adriana Ortiz Lanz en el Instituto de la Mujer e Ignacio España como Secretario de Desarrollo Rural.

Ortiz Lanz es la tercera directora del instituto, tras los nombramientos de Lupita Torres, y de la fundadora de la dependencia, Dulce María Cervera. El cargo regresa a Adriana a la arena política local y abre sus posibilidades de encontrar espacios a largo plazo. Con una amplia trayectoria en el sector educativo, Adriana no ha sido medida electoralmente, hasta ahora; el Instituto de la Mujer es una puerta que podría llevarla, finalmente, al desenlace electoral, salvo considere que es evitable o postergable.
Cuando en el 2015, Armando Toledo aceptó la Secretaría de Desarrollo Rural, pidió solo a cambio definir la temporalidad. “Solo dos años”, contó a sus allegados que le pidió al gobernador Alejandro Moreno, días antes del 15 de septiembre de aquel año.

Sus compromisos empresariales personales le impedían poder ocupar una responsabilidad pública por mucho más tiempo. Pero así fue, Toledo ocupó la oficina por más de 3 años, en lo que también atendía problemas de su salud. Hace un año atrás había presentado su renuncia, pero no fue aceptada. Cercano a la familia paterna de Moreno Cárdenas, Toledo cumplió lo que prometió y se fue.

El ex alcalde de Hopelchén, Ignacio España, ocupó el relevo. Es el cuarto ex alcalde que asume una responsabilidad en el Ejecutivo estatal, antes lo hicieron Candelario Salomón (Transporte), Raúl Uribe (Pesca), y Edgar Hernández (Protección Civil), mientras que otros como Jorge Luis Arjona (Champotón, 2012-2015) y Alonso Pacheco (Hopelchén, 2012-2015) asumieron cargos en dependencias federales.

EL SECRETARIO. Luego de varias semanas sin definición, el PRI nacional tomó protesta al nuevo Secretario General. La decisión que se prolongó hasta octubre, tiene varias lecturas. El ex gobernador de Yucatán, Rolando Zapata estuvo en la terna. Versiones aseguran que un día antes había cedido el espacio; otras, que no encontró apoyo el apoyo suficiente. Lo que sigue sería José Murat ocupando la presidencia de la CNOP que dejó vacante Zamora, y Manlio Fabio Beltrones aspira a presidir la Fundación Colosio, en la que, hasta hoy, despacha Murat. Beltrones ya abrió otra brecha para impulsar a su hija, la senadora Silvana Beltrones para sustituir a Zamora en la Secretaría General en agosto del 2019. Qué bonito. ¿Cuesta tanto sentarse?

INICIATIVA. Es cuestión de días que la administración pública federal, como se conoce hoy, deje de existir. La fracción de Morena en la Cámara de Diputados presentó finalmente la iniciativa de reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública, con varios fines: 1-Crear la denominada Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, 2-Sustituir el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) por el nuevo Centro Nacional de Inteligencia (CNI), 3-Convertir la Secretaría de Desarrollo Social en Secretaría del Bienestar, 4-Desaparecer 2 mil 300 delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación en las distintas entidades federativas, y 5-Crear la super-delegación Programas para el Desarrollo, en las 32 entidades que estarán adscritas a la Oficina de la Presidencia de la República.

La reforma propone también que la Secretaría de Hacienda asuma la política general en contrataciones públicas y participe en negociaciones comerciales relacionadas con compras del sector público. Depurará el padrón de beneficiarios de programas gubernamentales.

La propuesta viene acompañada del descontento de la mayoría de gobernadores del país, quienes le han hecho saber al Presidente electo su inconformidad con el punto cinco. La clase política advierte una regresión al régimen centralista imperante en México en 1836 y que duró 11 años, lo que originó que estallara una revolución en Yucatán y declarara su independencia del resto del país en 1841; la comparación es significativamente desproporcionada, aunque se refieren, en síntesis, a la concentración del poder en pocas figuras. La aprobación de la iniciativa debería modificar el 40, 115 y 124 constitucional. El tema no llevará mayor discusión, López Obrador no ha dado señales de que cederá y en menos de un mes, todo habrá cambiado.