Vladimir de la Torre_3

La propia delegada de Sedatu, Ana Martha Castillo no sabía que sería relevada de las oficinas que ocupaba en la Ave. López Portillo #127. Al menos no muchos días antes.

“Tenía varios proyectos agendados, pero se les dará seguimiento, todo cambio es para mejorar”, pero políticamente no se sentó: “Tengo ganas de seguir trabajando, y estaré a la espera de algún llamado en alguna institución, de manera inmediata no hay nada, ganas de trabajar hay muchas, nos gustaría hacer muchas cosas”.

¿Sorprendida? Sí ¿Molesta? También.

Ana Martha despachó durante 15 meses en la Sedatu hasta concluir este 13 de febrero.

El relevo provoca un paréntesis para hacer revisión del pasado inmediato.

Tras quedar en medio de un fuego cruzado de intereses y rivalidades políticas desbocadas en el sexenio pasado, entre familiares cercanos y autoridades estatales, Escalante Castillo concluyó los tres años de la administración municipal, la primera en hacerlo en los últimos 20 años.

Algunos cercanos suyos advierten que tras su II Informe en septiembre del 2014 se había bajado de sus aspiraciones a la gubernatura y que veladamente apoyaría a Alejandro Moreno. Equipo cercano a Alejandro Moreno Cárdenas asegura que no lo vieron así, hasta el último día quedaron con la percepción que en aquella tarde de invierno de enero del 2015 Escalante Castillo había entrado a la sede del PRI convencida de que tendría posibilidades de ser la candidata.

Ana Martha regresó al ayuntamiento, entregó buenas cuentas de la administración en su III Informe y 43 días después de concluir su presidencia, tomó protesta como delegada de Sedatu. Fue el 13 de noviembre del 2015.

Un punto. Algunas fuentes aseguraban que la exalcaldesa llegaría a la Secretaría de Administración Gubernamental del Gobierno del Estado, que se mantuvo vacante hasta el 4 de noviembre del 2015, pero no fue así.

Cuando Escalante Castillo llegó a la delegación, acompañada de unas seis personas de su confianza, al menos dos de ellos aseguraron, en su momento, que había llegado por sus propias relaciones en México y no impulsada por el recién estrenado gobierno estatal.

Hoy se entendería así, pero el relevo también evidencia que entre los dos excandidatos no había un acuerdo, al menos no difundido.

Alguien sugirió que se iría al PRI estatal. Ella aseguró  que hasta el momento no había sido invitada.

La pregunta surge porque varias secretarías y direcciones del partido a nivel estatal tendrían relevos previos al año electoral 2018.

En no pocas ocasiones del 2014, Oscar Rodríguez Cabrera llegó a la oficinas del entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en el segundo piso del Palacio Nacional, para impulsar la candidatura de Ana Martha Escalante. La defendió con todo pero no fue suficiente. Oscar hoy es cónsul en Houston y Videgaray es titular de Relaciones Exteriores. ¿Volvería Oscar intentar ayudarla?

También podría interesarte  Foros sobre la mariguana

El Coordinador de Delegados de la Sedatu, Marcos Ibarra Infante, tomó protesta a Joaquín Álvarez Arana, como nuevo titular de la dependencia.

Gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Campeche desde el 1 de enero del 2016, Álvarez Arana es uno de los tres funcionarios de los que están en cargos federales más cercano a Alejandro Moreno. Por cumplir 33 años, Joaquín fue parte de la Secretaría Técnica del PRI cuando Moreno Cárdenas tomó la dirección estatal del partido en 2009. Más tarde lo sumó al equipo que realizaba gestión social mientras Alejandro estaba como diputado en San Lázaro.

Licenciado en Derecho, y compañero generacional de los delegados de Sedesol, Christian Castro; CDI, Pedro Armentía y de Sagarpa, Lucio Lastra, en los primeros tres meses de la administración estatal, en 2015, el nuevo titular formó parte del equipo que diseñó el Plan Estatal de Desarrollo en el tema juventud, con la Secretaría de Planeación.

Es un hecho que Joaquín Álvarez llegó al actual círculo en el poder mucho antes que su suegra, la diputada Laura Baqueiro, y su suegro, el titular de Profepa, Luis E. Mena Calderón.

Álvarez Arana concluyó uno de los proyectos más importantes y ambiciosos de la Conafor en Campeche. Apenas en diciembre pasado, se terminaron regenerar a 217 mil plantas de manglar en la isla Jaina en 600 hectáreas de Hecelchakán, trabajo que se venía realizando con dificultad desde el 2012, lo que le valió, al hoy delegado, varios reconocimientos nacionales y el anuncio de 517 hectáreas más para período 2016-2022.

Ser joven no es condición necesaria y tampoco condición suficiente, pero quienes han trabajado con Arana le reconocen dos atributos que consideran constantes en su desempeño desde que se estrenó en lo público: trabajo y lealtad, dos reglas que le permitieron ser premiado.

Se espera que en los próximos días sea nombrado el nuevo gerente de Conafor, y no se descartan más cambios en nuevas dependencias federales.

La última había sido el 5 de diciembre pasado cuando Ramón Santini Cobos fue nombrado titular de Infonavit en Campeche.

La coordinación entre secretarios del gabinete y la plantilla de delegados es crucial para la administración pública para medir el impacto de las políticas públicas en sus tres niveles de gobierno.

No faltan quien desde alguna posición de poder motiva y promueve la revuelta interna, y quien lo hace no debería conservar su puesto ni lo merece