Seguramente ya fuiste o estás por ir a alguna reunión de alguno de los candidatos que organiza algún amigo o pariente; si te invitan, ve, asiste a todas y cada una en las que seas convocado sin importar si los candidatos son de un partido o del otro. Ir no te compromete a nada, si te piden tus datos y no quieres darlos, no los des, tu credencial de elector no puede ser pedida, si lo hacen, están mal; si piden que dejes tu teléfono en la entrada, tampoco debes hacerlo, claro, se supone que es para que no los grabes pero si lo que se busca es un contacto personal, escuchar de primera mano y generar confianza, el que pidan que dejes tu teléfono no es una muy buena forma de empezar. Si no puedes ir o no quieres ir, no te preocupes, no pueden obligarte de ninguna forma; si te dicen que pasarán lista, solo que sea en tu centro de trabajo y en horario laboral (y tampoco está permitido); si te dicen que perderás algún programa, también te están mintiendo, eso es ilegal. Pero yo quiero que vayas, es más, necesito que vayas a todas esas reuniones y que escuches, que tomes nota, que les des ideas de cómo pueden mejorar tu entorno y ya que fueras a todas, de todos colores, compara tus notas, analiza tu sensación cuando los escuchaste hablar, pregúntale a los conocidos con que coincidiste que les pareció y con eso, dale seguimiento en redes sociales, en periódicos, en la radio, a lo que desean tu voto. Aún no son campañas así que no pueden decirte qué harán pues estarían cometiendo una falta, tampoco, por ningún motivo pueden pedir tu voto pues estarían adelantándose a los tiempos, además, tu voto es secreto, nadie, ni ellos, ni nadie de su equipo, te acompañarán a la casilla así que no tienes compromiso o atadura con ninguno de ellos; verás, la persona más importante en el proceso electoral somos nosotros, no ellos, ellos nos tratarán de convencer para que votemos por su proyecto (sea lo que sea que signifique eso), nosotros no estamos tratando de convencerlos que se postulen, eso lo hicieron de motu proprio. En una de esas reuniones que les cuento, yo hice una propuesta (bueno, hice varias) pero en ese momento mientras hablaba se me ocurrió que quien gane el Ayuntamiento ponga los lugares y los diputados (que muchos de los que participan no saben ni bien de que se trata el trabajo legislativo) que obtengan la mayoría pongan parte de los 20,000 que tienen para gestión en un sueldo para una persona de su distrito que recibirá de sus vecinos, familiares y amigos (por eso tiene que ser alguien del distrito) las demandas de atención requeridas, está persona le tomará los datos y les dará su acuse de recibo. Esto busca lo siguiente, que el ciudadano no tenga que trasladarse para hacerle llegar a su diputado o al ayuntamiento su denuncia, queja o requerimiento y, por otro lado, se genera una base de datos en tiempo real de lo que sucede en el distrito que le permitirá al diputado saber sobre lo que se ha de legislar (esperamos que ya tengan idea de que hacen en su puesto) o en su caso, turnarlo al áreas correspondiente convirtiéndose así, en un verdadero portavoz de las personas de su distrito y, el ayuntamiento, tendrá en sus manos un mapa de los focos rojos y podrá programar la mejora de servicios.

También podría interesarte  Le toca a Alejandro
Claro, para que esto suceda, se deben dar dos condiciones: una, que las demandas sean atendidas y, dos, que una vez resueltas, se le contacte al ciudadano para informarle que su petición, queja o requerimiento ha sido resuelta.

Las propuestas son para que se mejoren, para que las tomen o para que creen otras que dejen en pañales esta, pero lo que de verdad quiero al escribirlas es que usted, que amablemente me lee, no se quede con las ganas y de las suyas, que hable en las reuniones que tendrá, pero, lo más importante, que recuerde que las elecciones son un día, nuestros servidores lo serán por tres o seis años pero que, el ciudadano es ciudadano siempre y nuestra responsabilidad es mejorar siempre nuestra ciudad, municipio, estado y país. No olvides que somos los jefes y… somos más.