EL INFORME, EVENTO REPUBLICANO.- En un evento austero, pero con una impresionante convocatoria política que dio lugar a un ejercicio meramente republicano de rendición de cuentas, en el que primero se entregó por escrito a la Cámara de Diputados el estado de cosas que guarda la administración pública campechana y posteriormente en el Centro de Convenciones, arropado por la presidenta de su partido político, gobernadores y los líderes de las futuras bancadas priistas en ambas cámaras federales, el gobernador constitucional del Estado, don Alejandro Moreno envió un inusual mensaje en el que hizo gala de su elocuente oratoria, pero en el que demostró una vez más su plena voluntad política para tender puentes con todas las autoridades que recién fueron electas, trátese del partido de que se trate.
MENSAJE POLÍTICO INUSUAL: MANO AMIGA, PERO RELACIóN REPUBLICANA.- Alejandro Moreno fue conciliador cuando tendió su mano amiga al nuevo gobierno federal y al futuro Presidente de la República, don Andrés Manuel López Obrador, pero quien pensó que todo iba a ser “miel sobre hojuelas” estaba totalmente equivocado: vimos a un Alejandro Moreno “echado pa delante”, que habló con total respeto pero que no tuvo empacho en recordarles a quienes serán autoridades, que vivimos en un esquema republicano en que los gobernantes son emanados del pueblo y no al contrario. Correcto y educado, pero contundente, el gobernador dejó en claro que las leyes son claras cuando de la relación de estados con la Federación se refiere y que no se necesita de absolutamente ningún intermediario para ejercer esa potestad. Amistad y colaboración: sí, pero de ninguna manera sumisión a una Federación que tiene la oportunidad histórica de terminar con el centralismo financiero y las practicas “leoninas” en contra del Estado de Campeche. Ha sido bandera del próximo presidente de México la descentralización administrativa y tal parece que va en serio cuando pretende trasladar las oficinas de Pemex a Campeche, pero que se opaca un poco al presumir que una figura ilegal de “intermediario” sería con quien tuviera que tratar el gobernador y los que aquí vivimos.

LAS OBRAS SON UNA REALIDAD.- El Gobernador anunció siete nuevas obras para Campeche y dejó muy en claro que habría que ser muy “bajo y ruin” para estar deseando que las obras anunciadas a lo largo de estos tres años no se concluyan. Dejó muy en claro que todas y cada una serán inauguradas en su momento, algunas en unas semanas más y otras un poco más tarde, pero sin duda alguna serán un gran orgullo para todos los campechanos y explicó cómo el “Foro” que se había previsto fue reemplazado por decenas de canchas deportivas y un gran auditorio que vendrá a complementar el Centro de Convenciones, lo que es algo muy sensato y congruente a la realidad y las necesidades de los campechanos y en opinión de muchísimas personas con las que platiqué este tipo de acciones que son para corregir y reencauzar las obras por acciones que sean de más utilidad a la ciudadanía, siempre serán bien recibidas.

También podría interesarte  Costa Rica vota contra el fundamentalismo
NADA PERSONAL.- LA REUNIÓN INESPERADA.- La invitación fue hecha al gabinete legal y ampliado a última hora el pasado seis de agosto: El gobernador citaba a una junta de gabinete urgente y extraordinaria y nadie podía faltar a ella y de inmediato los rostros adustos empezaron a vislumbrarse entre los funcionarios que iban recibiendo la llamada correspondiente. La reunión comenzó ya entrada la noche como cualquier otra de las que regularmente realiza Alejandro Moreno, solo que en esta ocasión fue directamente al grano: absolutamente todos los funcionarios de primer nivel tendrían que tener preparados sus documentos, protocolos y procedimientos de ‘entrega-recepción’ de las dependencias a su cargo a más tardar la última semana de este mes de agosto. “Así es la política y ustedes lo saben”, les dijo un gobernador sereno y firme cuando les reiteró que todos son sus amigos, pero las necesidades del servicio y los tiempos políticos lo requieren. “No quiero mensajes ni llamadas preguntándome el por qué, simple y sencillamente porque tampoco me los enviaron cuando fueron nombrados”, les habría dicho mientras todos se miraban unos a otros con los rostros desencajados, aunque -hay que decirlo- unos pocos se mostraban confiados. “Muchos rumores han circulado sobre este tema”, les dijo el gobernador, pero les dejó muy en claro que con nadie ha compartido sus reflexiones y el único que sabe del tema es él y nadie más. Son solo días para que sepamos cómo se desenvuelve esta historia y aquí estaré para contársela.