Vladimir de la Torre_3

De los últimos cuatro presidentes electos en México, dos de ellos también ganaron en Campeche. Desde que iniciaron formalmente los compromisos presidenciales con José López Portillo, el tema ha evolucionado como estrategia para conectarse más con el electorado. Tanto, que los compromisos de campaña en los últimos años se asignan por estados.

En la campaña del difícil 1994, bajo el gobierno de Jorge Salomón Azar, el candidato Ernesto Zedillo no hizo compromiso específico con Campeche.

Se impuso en el electorado campechano al perredista Cuathémoc Cárdenas y envió al tercer lugar al panista Diego Fernández de Cevallos.

Zedillo contó el 53.8% de las urnas de Campeche, Cárdenas el 20.78% de la votación campechana y Cevallos apenas el 18.30%.

A pesar de llegar a presidencia sin compromisos puntuales, Zedillo ayudó a Campeche para aumentarle los recursos provenientes de Pemex, en recursos para la construcción de caminos rurales y para la recuperación por los daños de los huracanes Opal y Roxana.

En el 2000, la de Campeche fue la elección presidencial más reñida del país en una entidad federativa. Hasta ese momento ninguna otra contienda entre candidatos presidenciales en Campeche había tenido un margen es tan reñido, menos de un punto porcentual: era la administración de Antonio González Curi.

Vicente Fox, con 40.05% perdió ante Francisco Labastida, que contó 40.76%. Una diferencia de 0.71 a favor del priista.

En campaña, Fox trajo poco  bajo el brazo para ofrecer al electorado campechano. Una de sus promesas más importantes fue impulsar el programa de vivienda que ya estaba previsto, la cumplió, antes de concluir su sexenio inauguró el complejo habitacional Siglo XXI. Lo que también prometió y no impulsó fue fortalecer el Plan Puebla-Panamá en lo que la entidad sería muy beneficiada.

En la polarizada campaña del 2006, Felipe Calderón, durante el gobierno de Jorge Carlos Hurtado, prometió mejorar en Campeche la red hospitalaria, ampliar a cuatro carriles la Campeche-Mérida y la construcción del periférico de la ciudad, también el inicio de la construcción del Puente de la Unidad.

En la elección constitucional Calderón perdió en Campeche ante Andrés Manuel López Obrador. La elección presidencial se volvió a cerrar y volvió a marcar otro record. El panista alcanzó el 31.84% de la votación, y Obrador ganó con el 32.38%, una diferencia de  apenas 0.54% a favor del tabasqueño.

Calderón concluyó la carretera, en ese entonces Campeche ocupaba el lugar 32 del país con menos vías de cuatro carriles. Aportó los fondos federales y se construyeron el Centro Oncológico y el Hospital de Especialidades. Inició el periférico Pablo García  y ya no avanzó en el Puente de la Unidad.

En la campaña del 2012 Enrique Peña Nieto firmó cinco compromisos de campaña en la entidad gobernada por Fernando Ortega: Puente de la Unidad, Modernizar el Puerto de Ciudad del Carmen, Construir la primera etapa del libramiento carretero de Ciudad del Carmen, Modernizar el Puerto de Seybaplaya y Modernizar los sistemas de agua potable, drenaje y alcantarillado del municipio de Campeche.

También podría interesarte  Carnem- Levare

Peña Nieto se impuso a Josefina Vázquez Mota en Campeche llevando a Obrador, que había ganado en 2006 en la entidad, a un tercer lugar en 2012.

Peña con el 39.20% abrió la brecha de votos ante la panista que contabilizó 28.30%, a un diferencia de casi 11 puntos.

Se cree que antes de concluir su sexenio Peña cumpla con los cinco compromisos de campaña que hizo a los campechanos.

Entonces en Campeche así ganaron: Zedillo (1994), Labastida (2000), Obrador (2006) y Peña (2012).

Ningún candidato presidencial panista ha ganado en la entidad, a pesar de ser el PAN la segunda fuerza política en Campeche desde el 2000, cuando desplazó al PRD, reconocido como el primer bastión de oposición de Campeche y que ahora ocupa un lejano quinto lugar y del que le costará trabajo salir.

Las precampañas presidenciales darán inicio este año y habrá que esperar los nuevos compromisos que los candidatos presidenciales tienen con la entidad, pero al mismo tiempo exponer las necesidades que están en la agenda.

Las hay, y ninguna entidad federativa por sí sola puede sin que se le inyecte recurso federal.

La lista de promesas para el 2018 la abrió Obrador, al anunciar la construcción de un tren turístico con la ruta Cancún-Tulum-Calakmul-Tuxtla, tan atractiva la propuesta como difícil de ejecutar.

¿Qué debe pedir Campeche a los presidenciables? ¿Qué van a dar? Es tiempo de pensarlo.

Al gobernador Alejandro Moreno le corresponde ahora la difícil transición de una elección presidencial como siempre ocurre.

Los gobernadores campechanos forman parte del pequeño grupo de los que su sexenio queda dividido justo a la mitad entre dos presidentes.

Antonio González fue el primer gobernador de Campeche que salió sin un presidente de su partido sentado en Los Pinos y Alejandro Moreno fue, de nuevo, el primero que llegó a la gubernatura con las siglas de su partido sentadas en la silla presidencial.

Con el PRI en Los Pinos, solo falta ver desde qué lugar Moreno Cárdenas vive la experiencia del 2018. Ninguna de las opciones, ni como gobernador, ni desde ninguna de las opciones que tiene posibles, será una experiencia sencilla.

REPERTORIO

-Le pidió a una líder que la acompañara y le respondió: “Tres veces te fui a ver a donde trabajas antes y nunca me recibiste”.

-Un exsecretario de Campeche hasta “baila” en la campaña del Estado de México.