Austero. El Papa Francisco se maneja acorde con la realidad que vive el Vaticano

Associated Press

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — La mala situación económica mundial también afecta a los empleados del Vaticano en los bolsillos de la sotana.

El Vaticano anunció que el papa Francisco, conocido por su estilo austero, decidió que el personal del Vaticano no recibirá las bonificaciones que tradicionalmente obtiene con la elección de un nuevo pontífice.

En el pasado, los 4.500 empleados del Vaticano, tanto religiosos como laicos, recibían un pago extra después del fallecimiento de un papa y otro monto adicional cuando se realizaba la elección de su sucesor. En el 2005, la cifra ascendió a una total de 1.500 euros (casi 2.000 dólares) cada uno.

También podría interesarte  La austeridad llevará al Estado por buen rumbo

El portavoz del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi, dijo que en vista de la mala situación económica —el Vaticano tuvo un déficit de 15 millones de euros en el 2011— “no parecía ser posible ni correcto abrumar el presupuesto del Vaticano con un gasto adicional, considerable e inesperado.