Agencia El Universal

MÉXICO, D.F., noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- “Checo” Pérez disfruta de Brasil, país en el que correrá su última prueba con la escudería Sauber y de la que quiere despedirse por todo lo alto.
Para el piloto mexicano el GP de Brasil representa una oportunidad única para cerrar un ciclo en la Fórmula 1 lleno de grandes satisfacciones. Es por ello que Sergio reconoce lo significativo que será para él la carrera en el circuito de Interlagos.
“(Estoy) Muy contento, es una etapa en mi vida que ha sido exitosa, he sacado el máximo provecho de mi oportunidad y ahora viene un reto importante pero quiero terminar con un gran resultado para mí, para mi equipo y poder avanzar en el campeonato.
“Aunque no estamos cerca de casa como mucha gente lo piensa es un circuito súper especial con tanta historia; es un fin de semana muy especial para mí”.
“Checo” sabe de la importancia de cerrar bien en la última fecha del campeonato mundial, por lo que asegura que la escudería a la que aún representa tiene el potencial para pelear por el quinto lugar por equipos.
“Sauber está en mitad de tabla, peleando por el quinto lugar de equipos y es ahí en donde al final los resultados muestran el verdadero potencial del auto, quizá tuvimos carreras importantes que nos han ayudado a avanzar, es una temporada larga en donde el coche más rápido gana, donde el piloto más constante gana. Ahora nos merecemos el quinto lugar y espero que podamos hacer un gran fin de semana acá”, aseveró.