En pie. El “Canelo” sigue con los preparativos para su próxima pelea

EL UNIVERSAL

MEXICO, D.F.- El púgil Saúl “Canelo” Álvarez está en problemas con la justicia. En su portal, Proceso ha dado a conocer que se ha solicitado una orden de aprehensión en su contra por el presunto delito de lesiones sobre el boxeador mexicano Ulises “Archie” Solís.

La agencia número dos de la Fiscalía General del Estado de Jalisco consignó la averiguación previa 15729/2011 al juzgado séptimo penal del fuero común en el penal de Puente Grande que solicitó la orden en contra del “Canelo”.

Esta denuncia fue interpuesta por “Archie” Solís el 25 de octubre del 2011, quien responsabilizó al “Canelo” y a su hermano Juan Ramón de haberlo agredido y provocado una serie de fracturas en la mandíbula, además de diplopía oblicua (visión doble) provocada por la conmoción cerebral que sufrió el boxeador.

Juan Ramón Álvarez, hermano del ‘Canelo’, también está siendo responsabilizado del ataque tras el delito de falsedad de declaraciones ante una autoridad ministerial.

Tranquilo el “Canelo”

El boxeador mexicano, Saúl “Canelo” Álvarez, dijo sentirse tranquilo ante la orden de aprehensión solicitada ayer, miércoles, en un juzgado en Jalisco, pues no tiene “ningún problema legal”, por lo que seguirá concentrado para su pelea del próximo sábado ante Austin Trout, en San Antonio, Texas.

También podría interesarte  Aprovechan visita para expresar necesidades

“Me estoy enterando ahora mismo. Siempre que voy a pelear hay gente que trata de sacarme de concentración, pero, la verdad, estoy muy tranquilo, porque todo está en orden. En lo legal no tengo nada en contra, por lo que estoy tranquilo, enfocado en mi pelea y muy motivado”, dijo el “Canelo” en entrevista en el noticiero de Joaquín López Dóriga.

El tapatío aclaró que, pese a la acusación que pesa en su contra desde octubre del 2011 por lesiones contra el también boxeador Ulises “Archie” Solís, está tranquilo porque jamás han podido demostrar que fue él el agresor.

“Eso ya se había hablado y en lo legal estoy bien, porque todos sabemos que eso no lo cometí yo. Es una cuestión legal y que se arregle legalmente, ya tiene más de dos años y no se han presentado pruebas ante mí y nunca se van a presentar, porque sabe que no es verdad”, agregó Álvarez.

El “Canelo” dice que toda esta situación no le afecta y más bien está motivado por el apoyo que ha encontrado en San Antonio. “Es una gran responsabilidad, me preparé muy bien y estoy listo para ganar”.

Álvarez se enfrentará a Austin Trout, un peleador invicto que tiene 26 triunfos, 14 de ellos por la vía del nocaut.