No a violencia. Jugadores y entrenadores de América y Pumas se dieron cita en el Estadio Azteca, para pedir a la afición que impere el futbol y el entretenimiento sano

EL UNIVERSAL

MÉXICO, D.F.- La polémica arbitral se ha presentado en varios partidos protagonizados por América y Pumas. De hecho, en gran medida la rivalidad entre ambos cuadros creció debido a dichas pifias, que la mayoría de las veces favorecieron al cuadro de Coapa.

Tres fallas de los silbantes se dieron en finales. En 1985, en jugadas idénticas, el árbitro Joaquín Urrea mostró un criterio diferente, marcándole un penal en contra de los universitarios por una mano de Félix Cruz y no concediéndole una falta dentro del área cuando Alfredo Tena hizo algo similar.

En 1988, también en la serie por el título, Fermín Ramírez marcó un supuesto recargón de Miguel España de Pumas sobre Efraín Munguía de América. El penal lo metió Antonio Carlos Santos. Mientras que en 1991, Bonifacio Núñez pitó una falta inexistente de Juan de Dios Ramírez Perales sobre Luis Roberto Alves “Zague”. Antonio Carlos Santos clavó el penal.

En las semifinales del Verano 2002, Felipe Ramos Rizo no marcó un penal sobre José Luis López, lo que le permitió a las Águilas avanzar a la final tras vencer a los felinos por 2-1. Sin olvidar que en la fase regular Invierno 2001, Paúl Delgadillo le anuló un gol legítimo al mismo “Parejita” por supuesta falta de Alejandro Glaría sobre Ricardo Rojas, y dio un tanto bueno de Frankie Oviedo cuando el balón ni siquiera rebasó la línea final.

La más reciente ocasión que se dio un error grave fue en el Apertura 2007 cuando Mauricio Morales no marcó dentro del área una falta de Efraín “Chispa” Velarde sobre José Antonio “El Gringo” Castro.

Para el fin de semana, la Comisión de Árbitros designó a César Ramos como central del duelo que se realizará en el Estadio Azteca. Es de los más jóvenes dentro de los silbantes en activo. Debutó en Primera División el 30 de julio de 2011 en el Monterrey 4-2 Tijuana y cuenta con 18 compromisos.

Será la primera ocasión que pite un compromiso de tal magnitud. Recibió toda la confianza del organismo que encabeza Rafael Mancilla para llevar a buen puerto el compromiso, mismo que es considerado de alto riesgo por la rivalidad que existe entre las instituciones.

Paz. Parecen pedir las mascotas de ambos cuadros