no images were found

Associated Press

MÉXICO (AP) — Con anotaciones del argentino Christian Giménez y del colombiano Luis Amaranto Perea, Cruz Azul venció 2-0 al Toluca y solidificó sus esperanzas de clasificarse a la liguilla por el título del torneo Clausura mexicano, que disputa su 15ta. fecha.

Giménez abrió el marcador con un disparo desde 23 metros a los 18 minutos y Perea anotó con remate de cabeza a los 29 para la “Máquina”, que ligó su segunda victoria consecutiva.

Con el resultado, Cruz Azul llegó a 23 puntos y por ahora es séptimo de la clasificación general cuando restan sólo dos fechas en el calendario regular.

Sólo los ocho mejores avanzan a la fase final.

Toluca sufrió su segunda derrota consecutiva y se quedó estacionado en 18 puntos como undécimo pero mantiene esperanzas de clasificar porque el octavo puesto por ahora le pertenece a Querétaro que tiene 21.

Cruz Azul fue dominante desde el arranque y se pudo ir al frente a los cinco minutos con un remate del argentino Mariano Pavone que fue desviado con muchos problemas por el portero Alfredo Talavera.

También podría interesarte  Rojos despluma a Cardenales

La insistencia de los visitantes tuvo su recompensa cuando Giménez sacó un disparo potente desde fuera del área que fue desviado ligeramente por el zaguero Marvin Cabrera y el portero Talavera no pudo desviar.

Toluca tuvo una gran oportunidad a los 21 minutos con un remate de Juan Carlos Cacho que fue enviado a tiro de esquina por el portero José de Jesús Corona.

El segundo gol vino en una jugada de tiro de esquina por banda derecha y Perea aprovechó la mala marcación de la zaga local para conectar un remate de cabeza solo en el círculo de penal y no perdonó para el 2-0.

Pavone tuvo otra clara llegada a los 51 cuando quedó de frente con Talavera, quien nuevamente hizo una gran atajada para mandar la pelota a tiro de esquina.

Toluca fue al frente buscando recortar la desventaja pero sin demasiada profundidad y Cruz Azul se dedicó a contragolpear, una estrategia que por poco paga dividendos a los 83, cuando Israel Castro sacó un disparo que se fue por un costado de la portería.