Difícil. Los Gallos Blancos están a cinco puntos del Puebla, cuando restan seis puntos en disputa

EL UNIVERSAL

MÉXICO, D.F.- A dos fechas de que concluya el torneo de Clausura 2013, aún no se define al equipo que descenderá luego de que el fin de semana pasado el triunfo de los Gallos Blancos del Querétaro sobre San Luis se combinó con la derrota de los Camoteros del Puebla en contra de los Potros de Hierro del Atlante.

Con este par de resultados, los emplumados se colocaron a cinco unidades del cuadro de la Franja, cuando restan seis puntos por disputarse. La misión para los dirigidos por Ignacio Ambriz de alcanzar al conjunto de Manuel Lapuente parece difícil pero no imposible después de revisar el calendario que tendrán ambos conjuntos.

Querétaro enfrentará la próxima semana a Chivas, escuadra que acumula cuatro derrotas consecutivas, mientras que Puebla chocará con los rojinegros del Atlas con la única ventaja de jugar en el estadio Cuauhtémoc.

Aunque la Franja logre un empate, no estaría salvado aunque sería complicado que los Gallos puedan alcanzarlos toda vez que la diferencia de goles es enorme. Lo importante es que los dos se verán las caras en el último compromiso del torneo regular. Un triunfo o igualada del Puebla en la jornada 16, Querétaro prácticamente estaría sentenciado, pero un revés dejaría las cosas al rojo vivo para el cierre del campeonato.

También podría interesarte  Querétaro, muy cerca del descenso

Existe la posibilidad de que los Gallos se cuelen en zona de calificación, pero el reglamento le impediría disputar la Liguilla en caso de descender. La Federación Mexicana de Futbol (FMF) decidió modificar el reglamento después de que Tigres perdió la categoría en la temporada 1995-96 pero antes disputó la Fase Final donde fue eliminado en Cuartos de Final. A raíz de lo hecho por los felinos, se cambiaron las reglas.

Otra opción es que empaten en la tabla porcentual, algo que ha sucedido en un par de ocasiones. En 1998-99 Celaya y Puebla tuvieron 1.0784 pero los Camoteros descendieron por peor diferencia de goles, y en 2005-06 sucedió algo similar cuando cayó Sinaloa pese a igualar en el cociente con San Luis.

La mira no sólo está puesta en lo más alto del certamen, también en lo que sucederá con Puebla y Querétaro que se jugarán la vida en las dos próximas jornadas.