Problemas. Los Delfines es una de las pocas franquicias en la NFL que no tienen un acuerdo de apoyo financiero a largo plazo con su comunidad

EL UNIVERSAL

La negativa para aprobar fondos públicos de ayuda para la renovación del estadio Sun Life podría provocar la salida de los Delfines de su actual sede, la ciudad de Miami, Florida.

Mike Dee, jefe de operaciones del equipo declaró que la votación de los legisladores locales en contra de la iniciativa para apoyar la renovación del inmueble traería consecuencias negativas en el futuro para la relación de la franquicia y la ciudad.

“Los Delfines es una de la pocas franquicias en la NFL que no tienen un acuerdo de apoyo financiero a largo plazo con su comunidad”, expresó Dee, de acuerdo al periódico “Palm Beach Post”. “En un punto alguien podría comprar la franquicia al dueño, Stephen Ross, y claramente el estadio es la primer prioridad a la que se debe atender.”

También podría interesarte  Bikinis calientan pasarela en Miami

De acuerdo al directivo, los Delfines ya cancelaron cualquier plan de mejoras al estadio si no es apoyado por impuestos de la ciudad. Esto, además, afecta la candidatura del Sun Life Stadium para ser sede del Super Bowl L.

Dee expresó su contrariedad luego de que el viernes pasado los congresistas locales votaron en contra de la iniciativa de destinar fondos de la gente a la renovación de la casa del equipo de la NFL. “Al final de cuentas, me parece que es un abuso de poder, y creo que esta decisión tendrá repercusiones para el futuro”, dijo Dee.

Hasta el momento, Stephen Ross no ha expresado deseo alguno de llevarse al equipo o venderlo, pero ante la coyuntura, su visión podría cambiar.