Se marchan. La Piedad, San Luis y Jaguares cambiarán de sede

EL UNIVERSAL

La próxima temporada de la Liga MX, el Apertura 2013, iniciará con equipos en sedes distintas a las que originalmente se esperaba. Los aficionados de equipos como Jaguares, La Piedad y San Luis verán cómo el club se marcha pese al apoyo mostrado la temporada pasada.

Jaguares de Chiapas fue vendido al Grupo Delfines, que podría mudar al equipo de sede. Se habla de que llegarían a Querétaro en lugar de los descendidos Gallos.

“Lamentablemente, factores externos que repercuten en lo económico, tales como la falta de patrocinios a nivel local y nacional, así como la baja asistencia de afición al estadio, -210 mil en el último año (penúltimo en la Liga MX)-, obligaron a tomar esa decisión”, detallaron en un comunicado los chiapanecos.

Sin embargo, este no es el único movimiento que se espera, pues San Luis y La Piedad solicitaron cambio de sede para la próxima temporada, indicó Decio De María, responsable de la Liga MX.
En La Piedad, el presidente del equipo, Fidel Kuri, había asegurado que no tenían intención de mudarse, tras lograr el ascenso ante Neza, sin embargo habría cambiado de parecer.

“El club San Luis solicita una semana de plazo para poder cambiar de sede. La Piedad solicita cambio de sede, de acuerdo a reglamento, se analizará la petición. El próximo lunes se tomará una decisión con respecto al tema de La Piedad”, comentó De María.

No es la primera ocasión que este tipo de mudanzas se registran en el futbol mexicano. Celaya había cambiado a Colibríes de Morelos, para finalmente desaparecer. También Curtidores vendió su franquicia a Puebla. Irapuato cambió a Veracruz y después a Chiapas. La Piedad había cambiado a Querétaro. Necaxa se mudó del Azteca a Aguascalientes, entre muchos otros.