Fracasan. Alejandro Castro, del Cruz Azul, después de fallar un tiro penal contra América en la final del torneo Clausura mexicano

Associated Press

MEXICO (AP) — Los fantasmas de finales perdidas volvieron a hacer su aparición el domingo para un Cruz Azul que el domingo dejó escapar una ventaja de dos goles en los últimos minutos y sigue esperando terminar con una sequía de títulos de liga que ya supera los 15 años.

La “Máquina”, que había ganado 1-0 en la ida y ganaba por un gol en la vuelta, permitió goles del colombiano Aquivaldo Mosquera a los 88 y 90 minutos y en los penales no fue eficaz para sufrir un revés más en juegos de campeonato.

En total, Cruz Azul ha perdido ocho finales desde que se coronó campeón de la liga mexicana por última vez en el torneo Invierno 97. Cinco de esas finales son de liga, dos de la Liga de Campeones de la CONCACAF y una más de la Copa Libertadores.

“Es lamentable lo que ocurrió, no lo alcanzamos a explicar”, dijo el portero Jesús Corona. “Hay que tratar de serenarnos y ver hacia adelante y seguir trabajando porque ojalá ese título llegue un día”.

Cruz Azul, uno de los cuatro equipos más grandes del país, de nueva cuenta vuelve a terminar una temporada en la que las dudas sobre el futuro y las reestructuraciones serán el tema de conversación.

Por lo pronto, el director deportivo, el chileno Alberto Quintano anunció que terminó su contrato y que no piensa renovarlo.

El entrenador, Guillermo Vázquez tiene aún contrato por dos años, pero la derrota lo caló tan hondo que está meditando su futuro, lo mismo pasa con el volante argentino Christian Giménez, quien está firmado hasta diciembre.

También podría interesarte  América vs. Cruz Azul, 24 años después

“Voy a pensar si sigo al frente del equipo este golpe ha sido muy duro y después de pensarlo bien decidiré qué hacer”, dijo Vázquez, quien había sido campeón con Pumas apenas en el Clausura 2011.

Desencajados. Los jugadores de la Máquina no lo podían creer

Vázquez le apostó a un esquema defensivo ante el América estuvo muy cerca de lograr el campeonato con la “Máquina”.

“Así es el fútbol, tuvimos varias oportunidades, estuvimos a punto de coronarnos y ahora queda descansar y pensar en lo que sigue”, añadió el estratega.

Para Cruz Azul, llegar a la final era algo que se veía lejos en el arranque de temporada en el que ganaron sólo dos de sus primeros 10 partidos, incluida una derrota de 3-0 ante América. No fueron pocas las voces, incluyendo las de los propios aficionados celestes en el estadio Azul que pedían la salida del entrenador Vázquez.

Vázquez incluso declaró que en su estadio existía mal ambiente entre la afición y lo calificó de incomprensible.

Todo cambió cuando Cruz Azul venció al Atlante el pasado 10 de abril para ganar la Copa MX. Quitándose la presión de no haber ganado nada en más de 15 años, los jugadores de la “Máquina” se vieron más sueltos y los resultados en la cancha los empezaron a acompañar.

Cruz Azul cerró la temporada con cinco triunfos en fila y en la liguilla despachó a Morelia por global de 4-3, a Santos por 5-1 y en la ida de la final derrotó 1-0 al América.

Pero en la vuelta, a cinco minutos del final, todo se vino abajo y los fantasmas del pasado volvieron a aparecer.