El conjunto italiano consiguió un milagroso resultado contra el (hasta hoy) invicto en Champions, Barcelona por 3 a 0 en la vuelta de los cuartos de final y clasificó a semifinales gracias al gol convertido en el Camp Nou (4-1). Así, Lionel Messi y su compañía no pudieron entrar entre los cuatro mejores por tercer año consecutivo.

Hasta esta eliminatoria, ambos equipos sólo se habían enfrentado en la competencia en fase de grupos. Y en sus dos presentaciones en el estadio Olímpico italiano, los catalanes nunca habían ganado: cayeron 3-0 en la temporada 2001-02, y empataron 1-1 en la 2015-16. En cuanto a la Roma, nunca en su historia pudo remontar una desventaja de tres goles… hasta este momento.