Según el diario El Mundo, el astro portugués Cristiano Ronaldo ya ha pactado con Hacienda un acuerdo para abonar una multa de 18,8 millones de euros y aceptar una pena de dos años de prisión que, al no tener antecedentes, le evitaría pasar ni un minuto a la sombra de la cárcel.

Así pues, Cristiano Ronaldo reconoce sus errores fiscales y consigue que Hacienda rebaje considerablemente el castigo. Al portugués se le acusaba de defraudar hasta 14,7 millones de euros entre el ejercicio de 2011 y 2014

De esta manera, solo queda un fleco por despejar para el ‘7’ ya que este quiere sustituir la pena de prisión por una multa económica. Una sentencia que, en caso de perderla, Cristiano sí que se enfrentaría a una posibilidad seria de entrar en la cárcel. Todo se resolverá en el Juzgado de Instrucción número uno de Pozuelo de Alarcón (Madrid) en los próximos meses.

Agencias.