Iker Casillas, portero del Oporto, de 37 años, ha sido ingresado de urgencia en el CUF Porto Hospital tras sufrir un “infarto agudo de miocardio” durante el entrenamiento de este miércoles, según ha informado el club en un comunicado.

El exguardameta del Real Madrid se encuentra “bien, estable y con el problema resuelto”, según la nota de la entidad portuguesa. La sesión de entrenamiento fue interrumpida al sentirse indispuesto Casillas, que fue hospitalizado de inmediato.

Un médico citado por la cadena de televisión TVi24 ha afirmado que el futbolista se encuentra bien traer ser sometido a un cateterismo cardíaco. En esa intervención, habitual en estos casos, se le colocó un stent, una especie de muelle que expande el vaso sanguíneo obstruido y permite que la circulación fluya normalmente. De momento, el hospital de la cadena CUF no ha emitido ningún parte médico, tampoco su entorno familiar.

En marzo pasado, Casillas renovó su contrato con el Oporto por una temporada más, con opción a otra. El portero español llegó al club en el verano de 2015. Es el menos goleado del campeonato portugués y en estas jornadas luchará por reeditar el título de Liga, que consiguió el año pasado, y por la Copa de Portugal.

El tiempo que se tardó en atender al futbolista va a ser determinante en su carrera profesional. Según el cardiólogo de los hospitales de la Cruz Roja en Oporto y Lisboa, el doctor Vasco Gama Ribeiro, Casillas podría seguir jugando al fútbol si el tiempo de obstrucción de la arteria fue inferior a los 90 minutos. “No tengo la información detallada de su intervención”, cuenta a EL PAÍS, “más allá de que fue un infarto agudo de miocardio con un coágulo en la arteria del corazón. El tratamiento consiste en retirar el trombo y restablecer el riego sanguíneo lo más rápido posible”.

El cardiólogo aconseja descansar hasta el final de temporada -apenas faltan cinco partidos- pero es contundente en afirmar que Casillas podrá volver a jugar al fútbol al máximo nivel, como hasta ahora.  “Todo depende del tamaño del músculo afectado y el tiempo en que la circulación sanguínea estuvo parada. Precisamente por ser un deportista de alta competición su músculo es más fuerte y si fue tratado con rapidez no queda lesión alguna en el corazón. El límite son los 90 minutos, como un partido de fútbol”.

“Quiero quedarme aquí hasta terminar mi carrera como futbolista”, señaló Casillas en el acto de renovación. “Cuando llegué aquí, muchos pensaron que sería para jugar un año o dos y retirarme. El presidente ha querido que me quede en el Oporto hasta los 40 y la verdad es que estoy contento. Solo tengo palabras de agradecimiento a este club y a la ciudad”, añadió el portero.

Agencias.