En espera. El capitán de Lorencillo está un tanto inquieto por la decisión de la autoridad (Fotos: Robin Canul)

WILMER DELGADO ROJAS
WDELGADO@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

El barco pirata ‘Lorencillo’ sí está en condiciones de brindar el recorrido por la Bahía de Campeche, pero la Capitanía de Puertos suspendió el certificado de seguridad marítima a la embarcación, denunció el capitán de la nave, Víctor Manuel Solís Reyes.

Ayer, EL EXPRESO publicó que ‘Lorencillo’, que ya se había convertido en un icono en la ciudad capital, habría ‘naufragado’ justamente previo a la temporada vacacional, por lo que ya no ofrecía sus servicios turísticos.

En entrevista, Solís Reyes explicó que Capitanía de Puertos ordenó subsanar algunas cuestiones de ‘Lorencillo’, lo que se cumplió y se hicieron las reparaciones y se tomaron las medidas que solicitó, pero “de la noche a la mañana dio la orden de que el barco debe subir a varadero para que se inspeccione el casco”, pero afirmó que apenas en el 2011 se hizo una revisión del mismo, por lo que está en buenas condiciones.

Explicó que el titular de ese organismo, Cristóbal González Flores, junto a personal que llegó de la capital del país, realizó inspecciones a todos los barcos para verificar certificados de seguridad.

A ‘Lorencillo’ le indicaron solamente que tenía que contar con 100 chalecos salvavidas, pero el pasado 8 de junio recibió un oficio en el que le informaron del retiro de su certificado de seguridad y no se lo regresarían hasta que no se hagan diversas verificaciones, desde el cuarto de máquinas hasta cubiertas, dispositivos y medios de salvamento, así como equipo contra incendios.

Solís González afirmó que la empresa que administra a ‘Lorencillo’ cumplió con todas las recomendaciones desde el momento en que se realizaron las observaciones, pero luego se les indicó que ahora tienen que subir a varadero para revisar el casco de la nave.

“No es difícil saber lo que puede pasar en un negocio como éste”, dijo y añadió que como empresarios se sienten humillados y engañados ante tales actos de insensibilidad de las autoridades.

Precisó que los barcos con fibra de vidrio tienen un plazo de cinco años para subir a varadero, ‘Lorencillo’ lo hizo en el 2011, por lo que aún no le toca, “pero ellos dan la orden, si creen que el casco está malo”.

También podría interesarte  Buscan en Campeche a dos adolescentes

“La realidad es que el barco pirata está varado… si de alguna manera no podemos sensibilizar a las autoridades de que nos dejen trabajar, no nos queda otra opción que convertir a ‘Lorencillo’ en un museo para que los turistas por lo menos lo visiten”, aunque reconoció que ya no va a ser lo mismo que se siente en un recorrido por la bahía.

Informó que las pérdidas para la empresa superarían los 500 mil pesos, además de lo que se invirtió en subsanar las primeras observaciones y en el acondicionamiento del barco, para lo que adquirieron algunos créditos.

“No es lo mismo cobrar 20 pesos en general para entrar al museo que cobrar 110 pesos y 60 pesos cuando se hacían los recorridos… Con esta decisión nos tiraron a matar porque con este resolutivo vamos estar tronados”, acusó.

Insistió en que el barco es apto para seguir navegando y “lo sostengo como el capitán de la embarcación”. Pero ahora el turista llega solicitando el recorrido, se le invita que ya no se hacen pero puede subir a él como museo… y se va desilusionado.

Dijo que agotarán todas las instancias para que ‘Lorencillo’ siga surcando el mar campechano e hizo un llamado a las autoridades para apoyar a una de las pocas empresas de turismo náutico de la entidad con 10 años de trabajos y que cuenta con todos sus pagos, permisos, derechos, seguros y demás requerimientos.

Finalizó señalando que está de acuerdo con todo lo que se ha hecho, “pero con lo que no estoy de acuerdo es en la forma en la que nos lo hicieron, porque ya cumplimos con todo lo que nos pidieron, porque desde el principio nos dijeron: su barco no sirve”.

Naufraga. Llegan turistas a pedir el recorrido, cuando se les dice que ahora sólo es museo, “se dan la vuelta y se van decepcionados”

Inversión. Debido a los ajustes y adquisiciones, perderían hasta 500 mil pesos.