Redacción

Las hijas de Demi Moore ya no saben qué hacer con su mamá y piensan pedir al juez una orden de restricción para que no se les pueda acercar pues, según el portal RadarOnline.com, están al límite.

“Las chicas han cortado todo contacto con Demi, y ella está absolutamente devastada por lo mismo. Ha regresado al trabajo y está tratando de mantenerse pero este es un momento muy difícil para Demi”, confirman fuentes cercanas a las chicas.

Si bien Rumer, Scout y Tallulah también han estado en el ojo de todos por los escándalos que han protagonizado, como las fotos desnudas de Tallulah y la detención por abuso de alcohol de Scout; decidieron vivir lejos de su madre debido a su abuso de sustancias y a su naturaleza agresiva.

También podría interesarte  Micro de Fidel impacta a un Lancer

Los constantes correos electrónicos y mensajes llenos de lágrimas en lugar de conmover a las chicas, las ha alterado pues sienten que no son acercamientos normales y parece más un acoso.