Los hijos del rey del pop y su madre son los únicos herederos hasta el momento.