Redacción

El matrimonio entre Kim Kardashian y Khris Humphries duró exactamente 72 días de matrimonio, y desde el año pasado la joven quiere que su divorcio se resuelva lo más pronto posible.

Como parte del proceso de divorcio, ayer tuvo lugar una audiencia judicial entre ambas partes, en la que la modelo dedicó palabras poco agraciadas al deportista.

Kris es la primera persona con la que he tenido que terminar una relación. Jugó con mis emociones”, afirmó.

“Le dijo a nuestros productores que me destruiría a mí y a mi carrera si el show no se editaba correctamente. Es un cáncer”, añadió la artista refiriéndose al reality sobre su vida ‘Keeping Up with the Kardashians’.

También podría interesarte  Y músicos también destapan mentiras de Vidal

Para posteriores sesiones, Kris ha pedido la comparecencia del actual novio de Kim, Kanye West, de la madre de la artista, Kris Jenner, y de los productores de los programas para probar que su matrimonio se fraguó como una farsa publicitaria, con el único objetivo de que Kim progresara en su carrera. Hasta la fecha, el deportista continúa tratando de conseguir la nulidad de su matrimonio.

 

Sin embargo, Kim confía en que hay evidencias tanto en las emisiones como en las escenas eliminadas del reality de que Kris era “manipulador, vengativo, mezquino” y de que estaba “hambriento de fama”. La empresaria sostiene que todo eso “le estallará en la cara” a su ex marido.