EL UNIVERSAL

La cantante Rihanna volvió a compartir con sus seguidores una fotografía de ella con poca ropa.
En esta ocasión, la originaria de Barbados no portaba más que una toalla y un collar, según puede verse en la imagen que compartió en “Instagram”.
Rihanna decidió retratarse en un descanso de la sesión fotográfica que realizaba, aunque no quiso declarar de qué se trataba.
Sentada en una silla, al parecer desnuda, y cubriéndose solo con una toalla, la joven de 24 años decidió quitarse las extensiones con las que ha aparecido recientemente en público para posar.
Además, la intérprete de “We Found Love” portaba un collar Chanel.
No es la primera ocasión que la cantante comparte imágenes así, pues en noviembre publicó fotos de ella en lencería y una junto a Kate Moss, como parte de una campaña que todavía no se daba a conocer.