Energía. Belleza y talento se conjugan en la vocalista, Shirley Manson, que se mostró conmovida con las muestras de cariño del público

EL UNIVERSAL

La banda norteamericana de rock alternativo Garbage derrochó música y palabras ante los miles de asistentes que se dieron cita en la Arena Ciudad de México.

Un mariachi vestido de blanco fue el encargado de abrir la velada la noche de ayer jueves, cuando entonaron algunas típicas melodías mexicanas. Pero fue a las 9:12 que, recibidos entre aplausos, salieron los integrantes de la agrupación liderada por Shirley Manson, quien llevaba un vestido negro y un adorno con flores rojas en la cabeza.

“Hola México, no sé qué decir, nunca he sido buena para las palabras. Esto es demente, es una ocasión muy especial para nosotros estar aquí en esta magnífica ciudad”, dijo la cantante.

A cada palabra se escuchaba una ovación cada vez más fuerte, por lo que se sintió conmovida e incluso le sacó una lágrima: “Me van hacer llorar y prometí no hacerlo esta noche”, dijo emocionada.

Éxitos como “Why do you love me”, “Number one crush”, “Queer”, “Milk”, “I think I’m paranoid”, “Special” y “Cherry lips” hicieron cantar a los asistentes en el último show de la gira de Garbage.

En cada oportunidad, Manson aprovechaba para ofrecer largos discursos agradeciendo al público mexicano por su pasión, lo que los demás integrantes también secundaron, y en un par de ocasiones se bajó del escenario para mantener un contacto más cercano con su público.

En una de las pausas, prometieron volver a México para promocionar su nuevo material discográfico que estará listo este año y el cual es esperado por el mundo entero tras siete años de ausencia en los escenarios.

“Muchas gracias”, se despidió Shirley con palabras en español para regresar a los dos minutos tras los chiflidos que pedían más.

“Push it”, “Stupid girl” y “You look so fine” fueron las que cerraron el repertorio, con la vocalista tocando con guitarra en mano y otro de los integrantes en su particular forma de decir adiós: cantando.

El toque. Un mariachi ha acompañó a la banda en sus presentaciones por México