Hace más de 50 años Diego Rivera le hizo un retrato a María Félix, ‘La Doña’ que no terminó siendo de su agrado, por lo que lo terminó ‘mal vendiendo’ al doctor José Álvarez Amézquita. Su segundo comprador fue Juan Gabriel, quien pagó 15 millones de pesos por él (ya había mostrado su fascinación por la actriz cuando le compuso a finales de los años 70 la canción que decía: “Quién fuera tus ojos, oh María, para ver realmente quién es Dios”).

Hoy no hay certeza de dónde está el cuadro, y por eso es parte de un proceso legal, como otros bienes del cantante fallecido el 28 de agosto de 2016.

Se ha dicho que podría tenerlo el exgobernador de Chihuahua y hoy acusado de peculado, César Duarte, a quien se lo habría regalado o vendido el cantante. Sin embargo, el mundo del espectáculo ha sumado otras historias, como que había una copia de la pintura, que es la que tendría el prófugo Duarte; que el cuadro está oculto en un departamento o en un hotel en Nueva York; que otro de sus dueños fue Ernesto Alonso; incluso, hasta un supuesto exmanager de Juan Gabriel aseguró a varios medios que lo tenía pero luego se echó para atrás.

También podría interesarte  Buscan a sujeto que 'se desvaneció' en Carmen

El costo de esa pintura no se conoce. Si se toma en cuenta que en mayo próximo la casa Sotheby’s subastará Retrato de la señorita Matilde Palou (1951), también de Rivera, que tiene un precio de salida de entre dos y tres millones de dólares, en el caso de Retrato de María Félix el precio rondaría una cifra mucho más elevada.

En febrero, Iván Aguilera, hijo de Juan Gabriel, le dijo a la presentadora de televisión Paty Chapoy, en su programa Ventaneando, que desconocían el paradero de la pieza: “Cuando fuimos a hacer el inventario a sus casas, el cuadro fue algo que dejó en el inventario pero ya no estaba”.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com