La exmodelo Brittney Lewis acusó al ilusionista David Copperfield de drogarla y violarla en 1988, cuando ella tenía 17 años.

Lewis dijo al sitio The Wrap que conoció a Copperfield en 1988 en Japón, cuando él era juez en un certamen de belleza. Poco después, el mago la invitó a acompañarlo a un show en California.

“Dijo (a mi familia): No se preocupen. La cuidaré. Yo le creí. Era muy encantador”, afirmó.

Durante el viaje, Copperfield presuntamente la invitó a un bar y puso algo en su bebida.

“Le pregunté: ¿Qué estás haciendo?”, recordó la ex modelo, y él dijo: Oh, sólo estoy compartiendo”.

Lewis afirma que, tras beber un poco, perdió parcialmente el conocimiento y sólo se acuerda de algunos momentos posteriores en su habitación de hotel.

“Recuerdo estar sin ropa. Él estaba besando mi rostro y luego recuerdo cómo comenzó a bajar su cara y, en cuanto eso sucedió, perdí por completo la conciencia”.

Al día siguiente, Copperfield supuestamente le aseguró que no hubo penetración y la hizo firmar una carta en la que decía estar bien.

También podría interesarte  Kate Middleton muestra embarazo

Lewis dijo que no tiene intenciones de emprender acción legal contra el mago.

En 2007, la ex reina de belleza Lacey Carroll también dijo que Copperfield la había agredido sexualmente. Su caso luego fue cerrado y ella enfrentó un cargo de hacer acusaciones falsas.

En un comunicado, Copperfield dijo que las denuncias en su contra no son ciertas.

“He vivido años con reportes en los que se me acusa de actos atroces y fabricados. Pocos cuentan la historia de que la persona acusadora termina arrestada, y que soy inocente. Sé que las acusaciones falsas pueden afectar negativamente la credibilidad de otros, por lo que no les di visibilidad.

“Así que, aunque paso por otra tormenta, quiero que el movimiento (antiabuso) florezca. Siempre hay que escuchar y examinar todo con cuidado, pero por el bien de todos por favor no juzguen de manera apresurada”, expresó en un comunicado.

Agencias.