Lupillo Rivera no tendría la necesidad de poner a trabajar a sus hijos, pero el cantante lo hizo para enseñarles una lección a sus hijos, a los cuales puso a vender mandarinas en una gasolinería de California.

Mediante un Facebook live que realizó, Rivera explicó un poco de sus inicios, cuando su padre, Pedro Rivera, “me enseñó la vida, a vender en la calle”, publicó Milenio.

Lupillo continuó diciendo que se le ocurrió una idea y “quise enseñarles algo de la vida, quise enseñarles un poco de lo que viví yo”. Durante el video, el cantante explicó que es algo que todos los niños y jóvenes tienen que hacer, ganarse su propio dinero.

“No es por necesidad raza, es porque yo creo que necesitan aprender ellos a trabajar y a ganarse la vida. Es obligación de nosotros (los padres) enseñarles a los hijos cómo ganarse la vida”, dijo Rivera.

Lupillo también comentó que le “valían madre las críticas, porque es la enseñanza más bonita que puedes darle a un ser humano”.

También podría interesarte  Rihanna estrena disco en noviembre

Finalizó que no le dijo a su “vieja” lo que hizo: “Esta gasolinera no sabe qué estamos haciendo esto”, dijo entre risas. “Que aprendan a trabajar mis hijos, mi apá me enseñó esto y ahora sé lo que él sentía cuando me miraba hacerlo, estaba bien orgulloso de que yo lo hiciera, la vida es una chulada”.

Por su parte los fans le aplaudieron su acción: “Saludos Lupillo… Estoy de acuerdo contigo.. Yo enseñé a mi hija a trabajar pronto de 14 años para que sepa ganarse su dinero .. Yo me siento orgullosa de mis hijos porque ya saben cómo ganarse su dinero”, “Que tus hijos aprendan el valor de ganarse su dinero con esfuerzo y no solo pidiéndole a papá felicidades Lupillo, Dios los bendiga”.

Agencias.