El cantante Bruno Mars, se encuentra de vacaciones en las bellas playas de México, Punta Mita, junto a su novia la modelo Jessica Caban, y es que el famoso decidió parar por un momento su apretada agenda de trabajo y disfrutar del amor de su vida.

Pero lo que sorprendió a sus fans no fue verlo en la famosa Riviera Nayarita, sino su apariencia física, la cual dejó con la boca abierta a sus casi 21 millones de seguidores en Instagram, pues mientras la actriz lucia tremendo cuerpazo, él hizo todo lo contrario.