La actriz Kate del Castillo volvió a México y lanzó un “contraataque” a la anterior administración federal con una demanda por 60 millones de dólares, luego de haber sido perseguida, según denunció.

En conferencia, del Castillo sostuvo que la investigación en su contra por sus presuntos vínculos con el crimen organizado fue una maquinación.

“Ya hubo un pronunciamiento por parte de jueces federales de que hubo una maquinación del Estado a través de la Procuraduría (General de la República) y tiene derecho a buscar a verdad, la justicia y reparaciones, y es lo que estamos buscando”, señaló su abogado Alejandro Rojas Pruneda.

Kate refirió que, en caso de ser requerida, testificaría en el juicio que se la sigue a Guzmán Loera, en Estados Unidos, pero aseguró que no aportaría nada, pues apenas estuvo unos minutos con él.

También podría interesarte  Gloria trevi comparte escenario con Aerosmith

Lo que sí consideró, a pregunta expresa, es que por ser mujer le pasó la persecución de la que fue objeto y que, comentó, la dejará estigmatizada por el resto de su vida.

La actriz aseveró que al parecer, el actor Sean Penn, con quien realizó la entrevista al Chapo Guzmán que luego fue publicada en la revista Rolling Stone, ayudó a las autoridades para ubicar al capo.

“Sean Penn se portó muy mal porque no me protegió y además arriesgó mi vida, le daría en los huevos, sin duda”, subrayó a pregunta expresa, instantes después de darle un trago al vaso que contiene su tequila marca propia.

Además, sus abogados enfatizaron que su regreso al país lo hace sin protección legal alguna porque no tiene nada de qué temer.

Agencias.