Tras la muerte del diseñador de Chanel y Fendi, Karl Lagerfeld, quien estaba soltero y sin hijos, pareciera que no tendría a quien heredar su fortuna, sin embargo, Choupette, la mascota por excelencia de Lagerfeld, una gatita de raza birmana, pelo blanco y grandes ojos azules, será su heredera.

La emblemática y hermosa Choupette, protagonizó varias ocasiones fotografías con su dueño. Sin embargo, la gran devoción que Karl tenía hacia Choupette quedó plasmado debido a su herencia, la cual se trata de una gran fortuna.

Angelique Riviere, vocera de Chanel anunció que tras la muerte del director creativo de la marca, su gata Choupette pasa a ser una de las herederas de las riquezas que este tenía, convirtiéndola así en el animal más rico del mundo.

Cabe mencionara que fue en 2011 cuando Karl Lagerfeld, adoptó a la gata, fue desde ese momento su vínculo se fue reforzando casi hasta considerarse como obsesión. La mascota era de un amigo, quien le pidió que la cuidara mientras salía de viaje. Cuando regresó, el emblemático modisto le dijo simplemente que se quedaría ella.

También podría interesarte  Primera imagen de la hija de los vampiros de “Crepúsculo”

Además en diversos momentos se pudo observar la vida privada de una gata de la moda de altos vuelos. Definitivamente es una mascota ‘influencer’, que tiene su propia cuenta de Instagram, con más de 118.000 seguidores, y se define ahora como la gatita más famosa y rica del mundo.

Choupette cumplió siete años el pasado 15 de agosto y una de las cosas por las que ya era conocida es por “odiar” el perfume Chanel y porque tiene a su disposición dos niñeras que le atienden y la vigilan las 24 horas al día.

Agencias.