Las autoridades municipales tuvieron que doblar las manos y acceder a las peticiones de los inconformes.

José Fuentes Santos

Después de 20 horas de mantener bloqueadas las calles que rodean al Parque Central, en protesta a la in­tención del Ayuntamiento de cons­truir en las inmediaciones un es­tacionamiento de 68 cajones para beneficiar a trabajadores de Pemex, vecinos de Santa Isabel y Solidaridad lograron que las autoridades metie­ran reversa en su intento de despojo de zonas verdes y de esparcimiento.

Ayer, fue reabierto el tramo de la avenida Central, entre Puerto de Campeche y Contadores de los frac­cionamientos Santa Isabel y Solida­ridad, que desde las 10: 45 horas del miércoles fueron bloqueadas, tras fir­marse una minuta por el secretario de la comuna, Luis Abreu Giralt en la que se comprometen a desechar del plano el estacionamiento y en su lu­gar proyectar un polideportivo.

La presencia del secretario del Ayuntamiento y del director de Obras Públicas, Jaime Pou Vera, fue prácticamente forzada por los veci­nos, luego que la noche del miérco­les, elementos policiacos comanda­dos por el subdirector de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Munici­pal golpearan salvajemente a hom­bres, mujeres y niños, incluso cama­rógrafos y reporteros de televisión que cubrían la nota, en su afán de des­pejar las arterias bloqueadas.

También podría interesarte  Elogia Secud que regrese Historia a secundarias

Fuera de todo control, elementos arremetieron con macanas y amena­zantes con utilizar sus armas de car­go, golpearon y jalonearon a muje­res que en compañía de sus esposos y menores hijos, defendían el espacio de convivencia construido por la ad­ministración de Jorge Rosiñol Abreu, lugar que se ha convertido en el más importante punto de reunión de las familias que habitan en la Isla.

Ayer, bajo la amenaza de tomar instalaciones gubernamentales y prolongar el bloqueo a otras calles, amén de denunciar los abusos de poder de los cuerpos policiacos, las autoridades fueron obligadas a nego­ciar con los vecinos cuatro puntos solicitados, entre ellos, construir una cancha de usos múltiples en lugar del enorme estacionamiento proyectado de manera unilateral por la autoridad.

PROMETEN INVESTIGAR LAS AGRESIONES

De igual forma, pidieron que se in­vestiguen las agresiones que sufrie­ron los manifestantes, sus familias y los representantes de los medios de comunicación por parte de elemen­tos policiacos.

En cuanto al abuso de autoridad de los elementos policiacos que gol­pearon y jalonearon a reporteros, mujeres y niños, Abreu Giralt se comprometió a que se investigue a profundidad para castigar a quienes hayan infringido la ley, “trátese de quien se trate”.