Expositores mostraron las excelentes propiedades de la miel. (Fotografía: Robin Canul)

Wilmer Delgado Rojas

Apicultores de Campeche coincidie­ron que existen ciertos bloqueos pa­ra colocar su producto en el mercado europeo, con el objetivo de bajar el precio.

Entrevistados ayer en el marco de la inauguración de la Segunda Fe­ria de la Miel Regional 2012, ‘La miel en tu vida’, productores consultados por EL EXPRESO dijeron que debe firmarse un acuerdo entre las auto­ridades de los tres niveles de gobier­no y los apicultores a fin de se pueda sembrarse la soya transgénica sin que perjudique la producción de la miel en la región.

Coincidieron que la solución es no sembrar la soya transgénica en toda la Península a fin de que se siga man­teniendo la producción de miel en el primer lugar a nivel nacional.

El productor Porfirio Uribe, de Pro-orgánicos de Calakmul, indicó que el problema que se presenta con la miel con polen transgénico es una estrategia del mercado europeo para bajarle el precio al producto.

Sugirió que gobierno, campesi­nos y productores deben ponerse de acuerdo para resolver el problema y no dejar que el extranjero manipule el precio, el cual representa es un pro­blema que se tiene que resolver.

Añadió que el peligro a sus ingre­sos es que si bajara el precio de la miel si estaría afectando a la industria campechana, pero en eso están dialo­gando y cabildeando para arreglar lo de la soya transgénica.

También podría interesarte  Acusa a occidente de "instigar" la rebelión en Siria

Indicó que lo ideal es que no se siembre transgénico en todo el país; “pero nosotros estamos luchando pa­ra que no se siembre en la Península, porque es una de las mayores produc­toras de miel a diferencia de otra zo­nas del país”.

Por su parte, Pedro Ehuán Coyoc, presidente de la agrupación de Api­cultores de Champotón, aseveró que ellos están manifestando sus inquie­tudes a los tres niveles de niveles de gobierno para que tomen cartas al asunto a sabiendas de que contami­na o no contamina la soya, pero que una forma de prevenir es no autorizar la siembra de soya transgénica.

“No estamos en contra que se siembre, pero que se delimiten los terrenos donde se puede sembrar la soya manipulada genéticamente, por­que para ellos los apicultores puedan tomar lo necesario para no arriesgar que su miel salga contaminada”, dijo.

Añadió que ya han hablado con las autoridades estatales y federales, quienes han entendido que está en primer lugar la producción apícola y que van a tratar hasta lo imposible pa­ra que no se siembre de la soya trans­génica. “La soya transgénica no sólo viene a perjudicar a la salud huma­na, sino también a la miel, ya que es exportación donde los europeos no quieren ninguna miel que tenga tra­za de polen transgénico”, manifestó.

De igual manera, el apicultor de Hecelchacán, Francisco Bacab Xiu, dijo que la suspensión de la siembra de la soya transgénica ha sido una buena estrategia para proteger la ex­portación de la miel.