Luis Calderón

El Congreso local analiza la posibili­dad de interponer una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal al considerar un agravio por el juez de distrito la suspensión de licencia al diputado Víctor Méndez Lanz, pe­ro, la queja no podría contar con el respaldo de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) por ser “un asunto político”.

Como se recordará el viernes, el presidente de la Gran Comisión del Congreso local, Jorge Luis González Curi, en la asamblea de legislaturas locales en Chihuahua, puntualizó el interés de interponer la queja para “defender la soberanía del Congre­so de Campeche, y no dejar un mal precedente que cualquier día puede afectar a otros congresos estatales”.

Señaló también que el juez omitió indebidamente entrar al estudio de fondo del asunto.

Sin embargo, el diputado del PAN Luis Calderón Barrera, descalificó la defensa de González Curi, al argu­mentar que se trata de un asunto in­terno y político entre priistas y que además a la bancada del PAN no le han pedido respaldo para interpo­ner alguna queja en contra el juez de distrito.

“Están metiendo al Congreso del Estado en un asunto muy particular del PRI, todos sabemos que es un pleito interno que sucedió con Víc­tor Méndez, todos sabemos cómo se manejan las cosas en política, yo has­ta el momento como integrante de esta Legislatura en ningún momen­to he dicho que el Congreso pelee lo que sucedió con ese diputado, nunca me han enseñado una carta del legis­lador dirigida al Congreso o al pre­sidente de la Gran Comisión donde solicite la intervención”, aseguró.

El 2 de abril, Víctor Méndez Lanz solicitó y le fue aprobado el permiso para abandonar el Congreso y dejar la presidencia de la Gran Comisión. Su nuevo cargo sería el de coordina­dor de asesores del ejecutivo estatal.

También podría interesarte  Encargado de gasolinera se resiste a dialogar

Luego, el 3 de abril, tomó protes­ta Jorge Luis González Curi como nuevo líder del Congreso, y Delmy Novelo fue quien sustituyó a Víctor Méndez Lanz.

Semanas más tarde, dos ciudada­nos se inconformaron e interpusie­ron una demanda ante el Juzgado de Distrito por la salida del legislador.

Marco Peraza Kuman, uno de los inconformes, aseguró: “Yo me ampa­ré ante la licencia dada al diputado que aun no ha terminado su periodo de tres años, porque es injusto que lleguen al cargo y lo abandonen an­tes de tiempo por buscar otro cargo”.

Por otro lado, el 17 de junio Víctor Méndez Lanz tras la orden del juez tuvo que regresar a su curul, pero ya no como presidente del Congreso.

Por su parte, Calderón Barre­ra aseguró que el PRI y sus diputa­dos “estuvieron inmiscuidos en es­te asunto, nos quieren llevar a todos los demás diputados y al Congreso del Estado a pelear algo que no es de nuestra competencia”.

Y es que el marco normativo del Consejo de la Judicatura señala que una queja no conduce a revocar las resoluciones dictadas en algún juicio ni a reparar las violaciones cometi­das en las mismas, sólo conduce a sancionar a los servidores responsa­bles de alguna falta.

Según la Ley Federal de Respon­sabilidades de los Servidores Públi­cos, las sanciones van desde el aper­cibimiento privado o público, hasta la destitución del cargo.