Wilmer Delgado Rojas

Represión e intolerancia denuncia­ron integrantes del movimiento #Yo­Soy132 luego de quela noche del 15 de septiembre fueran abordados e inti­midados por personal de Seguridad Pública, quienes les impidieron la re­partición de volantes y otras activida­des durante la ceremonia del ‘Grito de Independencia’.

En rueda de prensa en el kiosko del Parque de San Román, encabeza­da por Gabriel Santos y Ricardo Mo­reno, explicaron que cerca de 30 jóve­nes se reunieron en el evento de los  festejos patrios, en el Parque Princi­pal, pero fueron ‘expulsados’ por ele­mentos de la SSPyPC, según dijeron, por alterar el orden público.

Explicaron que su único objetivo era repartir propaganda de su grupo y volantes de rechazo a la reforma la­boral propuesta por el Gobierno de la República al Congreso de la Unión. Pero “en base a amenazas y golpes” fueron expulsados por policías y gendarmes.

“Fuimos desalojados violenta­mente del Parque Principal por ele­mentos de la Policía Ministerial, quienes vestidos de civil nos agarra­ron del cuello, de la ropa y a empu­jones nos sacaron. Fue tal la violen­cia que personas que se encontraban ahí pidieron a los elementos que se calmaran”, narraron los jóvenes inconformes.

A nivel nacional el llamado para los integrantes de #YoSoy132 era de que, al grito de ¡Viva México!, res­pondieran “¡Sin PRI!”, pero lejos es­tuvieron de ser parte de ese llamado pues fueron expulsados de las inme­diaciones del Parque Principal desde mucho antes.

“Responsabilizamos de esta agre­sión al titular del Ejecutivo estatal, y de cualquier otra agresión de la que podamos ser víctimas”, advirtieron los jóvenes.

Expresaron que ya acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Hu­manos para interponer una denun­cia para que se castigue a los respon­sables de esta represión de que se dijeron víctimas.