“Esta es una institución privada que necesita la ayuda de los campechanos”, dijo Alejandro Azar, delegado estatal

WILMER DELGADO ROJAS
WDELGADO@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

Ya pasaron cinco días y la Cruz Roja de Campeche sigue esperando donativos o al menos voluntarios.

Ayer, en rueda de prensa, el delegado estatal Alejandro Azar, reiteró el llamado de la benemérita institución para que ciudadanos aporten con recursos o con voluntarios, pues sus necesidades son obvias, como se puede apreciar cuando ocurren percances: retrasos en el levantamiento de víctimas, y escasez de traumatólogos para atender a las personas.

El delegado dijo que una de las razones de la falta de apoyo es la percepción ciudadana de que la institución pertenece al gobierno, y por lo tanto, tiene la obligación de brindar un servicio, integral y expedito.

También podría interesarte  Llenan Ximbal y Playa Bonita ante intenso calor

“Esta es una institución privada que necesita la ayuda de los campechanos”, dijo el delegado en el encuentro con la prensa. Explicó que al menos se necesitan 10 millones de pesos al año para que pueda mantenerse y brindar un buen servicio.

Ayer, ocurrió un percance en el Circuito Baluartes, donde la ambulancia tardó 30 minutos en llegar.