Cateo. En la revisión también encontraron droga y diferentes armas de fuego

REDACCIÓN
REDACCION@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

Una banda integrada por dos hombres y dos mujeres recibió el auto de formal prisión por formar parte de una banda dedicada al tráfico de personas y de estupefacientes, en un hecho inusual descubierto en esta capital, según se dio a conocer el fin de semana.

Trascendió que dicha banda había realizado diferentes delitos vinculados con el crimen organizado, la trata de personas y venta de droga, pues se les encontró además cocaína. También tenían armamento exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, por lo que fueron aprehendidos.

Fue una denuncia ciudadana la que dio pie a que se investigara el caso, por lo que agentes de procuración de justicia, se coordinaron con la Policía Federal, quienes realizaron se dieron a la tarea de indagar los hechos, y fue así como el pasado 16 de mayo siete agentes del Ministerio Público Federal adscritos a la Delegación Campeche, con apoyo de elementos de la Policía Federal Ministerial, Policía Federal y peritos en las especialidades de criminalística, realizaron el cateo en el inmueble ubicado en el predio 47 de la calle 10 “A”, entre calles 15 y 17 de la colonia Pablo García de esta ciudad capital, tal como lo informó EL EXPRESO en su pasada edición del 17 de mayo.

En el lugar en el que se encontró a los inculpados también se hallaron diversos bienes como propaganda en donde está impreso un anuncio que dice “El Harem de Jenny”, una computadora laptop, dispositivos de telefonía celular, una grabadora de video digital, diez bolsitas de naylon transparente con polvo de cocaína, 66 elementos balísticos (cartuchos), cinco mil 420 pesos en efectivo y un álbum de fotografías con mujeres.

Los dos hombres y las dos mujeres fueron internados en el Centro de Readaptación Social de San Francisco Kobén, a disposición de la autoridad jurisdiccional donde enfrentarán su proceso penal.

Es importante remarcar que vecinos del lugar, quienes habrían hecho la denuncia, pidieron a las autoridades correspondientes no permitir que dicho lugar se vuelva a abrir, ya que esto les genera demasiadas molestias y les trae la preocupación de que se puedan meter con los menores que viven cerca del lugar, es por ello que hacen un llamado a las autoridades para que no cedan.