Enamorada. Ingrid Méndez intentó suicidarse porque su ex ya no quiso andar con ella

HÉCTOR ZAVALA
HZAVALA@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

En plena avenida Gobernadores, una mujer intentó quitarse la vida al ‘torear’ a todo tipo de vehículos que circulaban en ese momento, todo debido a que su ex pareja ya no quiere regresar con ella.

Alrededor de las 10:40 horas de ayer fue necesaria la presencia de los elementos policíacos, quienes lograron retener a la mujer para llevarla hasta la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde posteriormente fue entregada a sus familiares.

Ingrid Méndez tuvo que ser sometida por otras mujeres de la Policía Estatal Preventiva (PEP), quienes fueron requeridas en la avenida
Gobernadores y cruzamiento de la calle 47, sobre el barrio de Santa Ana, ya que minutos antes la detenida había discutido con su ex pareja, a quien le indicó que si no regresaba con ella se suicidaría.

“Sin ti mi vida no vale nada”, le habría dicho Méndez a su ex novio, con la intención de que éste regresara con ella, pero como el sujeto
se le negó, ella tomó valor e intentó quitarse la vida.

También podría interesarte  La decepción conduce a caminos de perdición: Obispo

La mujer argumentó que su pareja era el llamado “amor de su vida” y llevaba varios meses buscando al hombre. Lo iba a buscar a su casa y trabajo, pero su ex pareja se negaba a regresar con ella.

Fue así como Méndez, tras discutir con el individuo, comenzó a gritar y se atravesó la avenida sin importarle el tráfico y totalmente desesperada la mujer gritaba “¡me quiero morir!”, ante la mirada de curiosos y su ex.

El ex novio trató de tranquilizarla, pero la mujer continúo su camino y se le aventó a un automóvil particular, por lo que su todavía esposo tuvo que solicitar la presencia de los elementos de seguridad.

El hombre indicó a los oficiales que la mujer el pasado domingo acudió a un predio donde insultó a sus familiares. Con base a lo anterior la dama fue llevada al SSP y más tarde fue entrega a otras personas, que aparentemente son de su familia.

Incontrolable. Su todavía esposo tuvo que solicitar la presencia de elementos de seguridad