Cónclave. Ayer se inauguró la reunión Sur-Sureste de funcionarios penitenciarios.

Cónclave. Ayer se inauguró la reunión Sur-Sureste de funcionarios penitenciarios.

W. DELGADO Y E. ITCHÉ
REDACCION@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM

El Comisionado del Órgano Administrativo, Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social, dependiente de la Comisión Nacional de Seguridad, de la Secretaría de Gobernación, José Luis Musi Nahamías, calificó de subjetivo el estudio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde dio a conocer que en 2012, 65 cárceles de todo el país son controladas por los internos.

De igual manera, el funcionario dijo que la cifra “no representa nada”, al ser menor al 10 por ciento, comparada con las 480 cárceles que existen en todo México. Además acusó a los medios de comunicación por generar susto dentro de la población al no basarse en cifras reales.

El funcionario federal visitó Campeche para participar en la IX Conferencia Regional Sur-Sureste del Sistema Nacional Penitenciario a la que asisten, además de la entidad sede, representantes de Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo.

Musi Nahamías destacó que existe mayor violencia fuera de los penales que adentro, donde la actual política penitenciaria en este sexenio es brindar un mejor trato humano pero con mano firme y se manifestó en contra del autogobierno.

“Desestimo la interpretación que se le dan a los datos (de la CNDH) porque está descontextualizada en relación con el número de presos del país; eso es lo que desestimo, no los datos”, indicó en charla con la prensa. “Son personas que agarran pedacitos y que asientan la información y con todo respeto con números reales”.

Añadió que “si es cierto lo que ellos dicen, no es nada, no es ni el 10 por ciento, estadísticamente no es nada. Estoy en claramente en contra del autogobierno, en cárceles federales en ninguna, no hay auto gobierno, impensable, ahí el trato es humano a partir de este sexenio pero con mano dura, mano firme”, añadió.

El comisionado del Órgano Administrativo, Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social, dependiente de la Comisión Nacional de Seguridad, de la Secretaría de Gobernación, manifestó que la CNDH siempre los descalifica por el manejo de los penales, pero nunca hace lo mismo o ha emitido alguna recomendación al secretario de Hacienda, por no dar el dinero suficiente para trabajar en materia de reinserción.

También podría interesarte  Es inviable la Dársena para el Foro Campeche

De igual manera dio a conocer que en los penales de los estados existen diversos problemas como la sobrepoblación, hacinamiento, pobreza, debilidad, fragilidad institucional, corrupción e impunidad, donde los internos están en una constante lucha por el poder lo que es la naturaleza del ser humano.

Resaltó que de acuerdo con las estadísticas de incidencia delictiva, por cada 100 mil habitantes, la población penitenciaria de 265 internos en todo el país, con relación a los actos de violencia que se cometen dentro de los penales, está por debajo de las cifras internacionales, incluyendo con países del primero mundo.

Si bien no negó que exista violencia dentro de los penales, recalcó que del 2010 a la fecha en los penales federales se han tenido dos decesos; por ello descartó que los centros de reinserción social en el país sean “universidades del crimen” al reinsertarse la persona que por voluntad propia quiera.

Al referirse a las cárceles de Campeche, el funcionario dijo que “hoy en día todavía son un paraíso”, pero eso admitió que se tiene que mejorar sus condiciones carcelarias como ocurre en otros países; “necesita modernizar su sistema pero se requiere recursos”, añadió.

Interrogado sobre el reporte del 2012 de la CNDH en los capítulos de los penales Carmen y Campeche, dijo que sí es cierto hay que erradicar las fallas, pero aseguró que de un año para acá las cosas han cambiado y que en Campeche hay una mejora sustantiva en materia penitenciaria.

Dijo que en los penales estatales se presentan muchos problemas como la sobrepoblación, pobreza, debilidad, corrupción, impunidad, fragilidad institucional, pero donde hay pobreza, hay todo, “cuando no hay suficientes recursos pueden pasar miles de cosas como la lucha de poder”.

De igual forma aseguró que en los penales federales no salen las llamadas de extorsión, porque todos tienen inhibidores, por lo que está totalmente descartado, pero en cuanto a los estatales no le compete, sino a los estados por denuncia de su ciudadanía.

 cereso Kobén