ammuscam era la empresa más multada, pero no dan detalles  (Foto: Ilustrativa)

Hermetismo. Ammuscam era la empresa más multada, pero no dan detalles (Foto: Ilustrativa)

CHRISTIAN SEGOVIA Y ROBIN CANUL
REDACCIÓN@MULTIMEDIOSCAMPECHE.COM  

Hace diez días, el Instituto Estatal de Transporte (IET) divulgó en redes sociales que  la empresa de transporte público más  multada  es  la Cooperativa Ammuscam.

Hoy,  la dependencia ocultó  la información y dice no tener ninguna  lista de empresas infractoras qué mostrar.

Desde el pasado martes,  este rotativo solicitó una estadística de las empresas más multadas por el IET y hasta ayer  seguía sin dar una respuesta. Es decir, su información divulgada a través de su cuenta de la red social Twitter (@IETCampeche), resulta que carece de validez…

Apenas el martes, el titular José Antonio Rodríguez Rodríguez recibió la solicitud de la lista completa de las empresas de transporte público más sancionadas.

El funcionario indicó  que ayer jueves estaría lista la información para este rotativo, pero al llegar a la cita pactada para la entrevista el funcionario se ocultó con su secretaria quien sólo respondió que no tenían “la información requerida”.

Este recuento de sanciones aparentemente ya había sido realizado, pues el 18 de marzo publicaron que la más multada es la cooperativa Amuscam. “Ammuscam la concesionaria con mayor número de anomalías en lo que va de marzo #Denuncia 066 ó 018002202124”, publicaron en la cuenta de Twitter @IETCampeche.

También podría interesarte  Ferdinand no le da la mano a Terry

Al parecer al  titular del IET le molestan las solicitudes de  información de este  rotativo, pues al  llegar este reportero no fue  atendido por ninguna persona. Después  de una espera de casi 30 minutos  se obtuvo respuesta, pero sólo para decir que la lista no existía.

Otra prueba de la nula atención del IET es  que en el paradero ubicado sobre la  avenida Universidad, los operadores del  transporte público  no respetan las vallas que colocó la Secretaría de Vialidad hace  dos semanas, supuestamente para evitar que  se estacionaran en doble fila.

“Se supone que pusieron las vallas para que los camiones no se estacionen en doble fila, finalmente nos perjudica a nosotros  porque nos delimita el espacio para cruzar la calle, si quedas entre las rejas no hay por donde acceder a la banqueta y los camioneros tampoco respetan”, dijo Cesar May, un estudiante.

Otros alumnos más optaron por separar un par de vallas para que puedan cruzar la  calle de una manera más segura. “Es un peligro porque el que se estaciona primero para acaparar el pasaje obstruye el paso a los otros camiones”, denunció Martha Andrea Medina.